Inicio ASP Joaquín Estévez (SEDISA): “La sanidad no debe ser un motivo de lucha...

Joaquín Estévez (SEDISA): “La sanidad no debe ser un motivo de lucha y disputa entre partidos políticos”

Profesionalización de directivos

..Redacción.
Profesionalización de los directivos de la salud y medición de resultados. Son dos de las medidas que el presidente de SEDISA, Joaquín Estévez, considera imprescindibles para el próximo gobierno. Además considera que el reto más importante es la crisis de sostenibilidad del sistema.  Así lo ha manifestado en una entrevista para iSanidad.

¿Qué le piden los directivos de la salud al nuevo gobierno?
La calidad de nuestro sistema, tanto público como privado, es buena. No obstante, debemos evolucionar hacia la innovación en gestión y eficiencia, para que esa calidad siga siendo una realidad y evolucione hacia lo que la población necesita y haciendo que el sistema sea solvente.

Para ello, además, la sanidad no debe ser un motivo de lucha y disputa entre partidos políticos, necesitamos un pacto por la sanidad y una apuesta por la profesionalización de los directivos, que conlleva directamente también la profesionalización de la gestión. En definitiva, una apuesta por una visión estratégica, no cortoplacista, de la sanidad y la salud, con el impulso de algunas líneas de trabajo prioritarias, como medición de resultados en salud, uso de análisis de datos para la toma de decisiones, integración asistencial sociosanitaria, reorganización de recursos y medir e incluir en las decisiones la experiencia del paciente.

Necesitamos un pacto por la sanidad y una apuesta por la profesionalización de los directivos

Para ello, es fundamental la profesionalización de los Directivos de la Salud y la gestión sanitaria. Cada comunidad autónoma debe desarrollar un sistema de profesionalización de los directivos de la salud desde un punto de vista estratégico, real y adaptado a la idiosincrasia de su realidad sanitaria. Pero siempre desde la despolitización de los nombramientos y ceses. Profesionalizando el sistema de selección y el desarrollo de la carrera profesional; y enfocando hacia el que debe ser el objetivo principal: la obtención de una gestión sanitaria de calidad. Una gestión que aporte excelencia asistencial a los ciudadanos y sostenibilidad al sistema. No obstante, desde el Gobierno central se debe dar impulso a la profesionalización, facilitarlo e integrarlo como una línea de trabajo estratégica en el Consejo Interterritorial.

Además de la profesionalización, ¿Qué otras medidas debe tomar el próximo gobierno?
Independientemente del partido político que gobierne, hay medidas que deben estar en cualquier base política para hacer que el sistema sanitario funcione mejor. Como políticas sanitarias que hagan posible una gestión sanitaria que aporte calidad y eficiencia. Potenciar la financiación de la sanidad, con presupuestos finalistas y un mayor esfuerzo para esta área. Un Consejo Interterritorial que tome decisiones importantes vinculantes y que garantice la equidad y la calidad en todo el país. Y también, el impulso de la medición de resultados; y análisis de datos en el marco de la afirmación y defensa de que un modelo de gestión no es bueno ni malo por sí mismo sino por cómo se gestiona y por lo que aporta.

Necesitamos un Consejo Interterritorial que garantice la equidad y la calidad en todo el país

 ¿Qué retos afronta la sanidad en la próxima legislatura?
El análisis y la búsqueda y priorización de soluciones a los retos sanitarios promoverán la calidad y la eficiencia en un sistema que vive una crisis de sostenibilidad. Acompañada de la necesidad de evaluación de resultados.

En esta línea, la gestión sanitaria es la herramienta válida para impulsar la transformación y resolución de los retos más relevantes. Estos son: la transformación del sistema para atender la cronicidad y el cambio de paradigma de una sanidad sostenible. La necesidad de la evolución en el modelo de financiación, la evaluación y los resultados; el acceso a la innovación, los nuevos modelos de gestión, o la implementación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). La participación de los profesionales sanitarios en la gestión. También la participación de los pacientes y ciudadanos. Y la necesidad de nuevos directivos, que lideren la evolución y transformación del sistema sanitario, aportando profesionalización, calidad y eficiencia a la gestión sanitaria.

Noticias complementarias: