Inicio ASP El brexit duro pondrá fin a la libre circulación de médicos y...

El brexit duro pondrá fin a la libre circulación de médicos y enfermeras en Reino Unido

Boris Johnson asegura estar preparado para un proceso sin acuerso
brexit duro

..Redacción.
Estaremos listos para salir el 31 de octubre, con o sin acuerdo”. Son palabras de Boris Jonhson en declaraciones públicas sobre un brexit duro. Estos días negociará con Alemania y Francia, principales socios de la Unión Europea. Sin embargo, también aseguró que “tenemos que prepararnos para un resultado sin acuerdo”.

El proyecto que anunció Jonhson a principios de agosto, es la entrega acelerada de visas para atraer a “los mejores cerebros“. El objetivo de este proyecto es permitir al Reino Unido “seguir siendo una superpotencia científica” tras el brexit duro.

Un brexit duro significa que no hay seguridad tampoco para la situación de médicos y enfermeras

Theresa May, ex primer ministra, quería un “periodo de transición” aunque hubiera un divorcio brutal con la Unión Europea. Para ella era esencial que los ciudadanos europeos pudieran seguir viajando, trabajando y estudiando en el Reino Unido.

Puertas cerradas para médicos y enfermeras
La buena formación profesional de las enfermeras españolas ha supuesto tradicionalmente un importante éxodo hacia Reino Unido. Sin embargo, los datos del Royal College of Nursing (RCN), desde que se celebró el referéndum en 2016, han cambiado. Las solicitudes de europeos que se registran para ejercer la enfermería en Inglaterra se redujeron un 87% en un solo año.

Antes de la dimisión de May, la previsión era que los médicos españoles que están trabajando actualmente en Reino Unido pudieran estar tranquilos respecto al brexit duro. Sus derechos parecían estar firmes hasta el 30 de junio de 2021, pero ahora nada es seguro. No hay evidencias de que los médicos españoles puedan tener el estatus de “mejores cerebros”.

El National Health System (NHS) tiene un déficit de 10.000 médicos. Es por ello por lo que la Asociación Médica Británica y el General Medical Council pedían un segundo referéndum. Para ellos la salida de la Unión Europea (UE) es “una seria amenaza para el NHS y la salud de la nación“.

Artículos relacionados