Inicio Agresiones 730 plazas MIR extra en Andalucía para acabar con las agresiones por...

730 plazas MIR extra en Andalucía para acabar con las agresiones por falta de médicos

La agresión el El Garrobo corrobora la necesidad de aumentar número de plazas
falta de médicos

..Redacción.
El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) ha denunciado la la agresión a una médico en El Garrobo (Sevilla). Desde CACM han advertido en muchas ocasiones que la falta de médicos genera complicadas circunstancias laborales. Han recordado la importancia del papel que los médicos de Atención Primaria ofrecen. La condena por cualquier tipo de acto violento por parte de ciudadanos también sucede a pesar de que la atención sanitaria es excelente.

Los hechos, del 24 de agosto, fueron graves. Un piquete conformado por vecinos de la localidad, obligaron a una médico saliente de guardia a permanecer recluida en el consultorio de la localidad contra su voluntad. CACM, Colegio de Sevilla, OMC, SEMG y otros muchas organizaciones han mostrado su repulsa públicamente.

La falta de médicos genera complicadas circunstancias laborales

Esta agresión permite al CACM reiterar que en los próximos años se agravará el problema de la falta de médicos en Andalucía. Insisten en la necesidad de aumentar las plazas MIR. Se estima que harían falta ofertar 1.895 plazas MIR al año, lo que suponen 730 plazas más en cada convocatoria.

Denuncia del Colegio de Sevilla al Ayuntamiento
Por otro lado, la Junta Directiva del Real e Ilustre Colegio de Médicos de Sevilla (RICOMS) ha denunciado al Ayuntamiento de El Garrobo. Considera que el posible papel relevante del Ayuntamiento en este lamentable hecho justifica una legítima protesta. El fin de la denuncia es esclarecer el grado de responsabilidad del Consistorio local y estudiar un posible delito de detención ilegal.

CACM estima que harían falta ofertar 1.895 plazas MIR al año, es decir, 730 plazas más en cada convocatoria

El Colegio ha insistido en el “rechazo más absoluto“. Considera que los trabajadores sanitarios no tienen sufrir consecuencias físicas por decisiones de las autoridades sanitaria.

Artículos relacionados