Inicio ASP El CNIC consigue retrasar la aparición del Alzhéimer en ratones

El CNIC consigue retrasar la aparición del Alzhéimer en ratones

Alzhéimer en ratones

..Redacción.
El Journal of the American College of Cardiology ha publicado que un anticoagulante oral de acción directa retrasa la aparición del Alzhéimer en ratones. Un grupo de investigadores del CNIC ha logrado identificar un posible tratamiento para la enfermedad. Por otro lado, el estudio se ha desarrollado en colaboración con un equipo de la Universidad de Rockefeller (Nueva York). El CNIC es el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares.

Después de un año de tratamiento con dabigatrán, los animales no experimentaron pérdida de memoria ni disminución en la circulación cerebral. Además, observaron que con esta terapia se disminuía la inflamación cerebral, el daño vascular y reducía los depósitos del péptido amiloide. Todos ellos son signos típicos de la enfermedad del Alzhéimer.

Tras un año con tratamiento se retrasó la aparición del Alzhéimer en ratones y no experimentaron pérdida de memoria

En realidad, con esta enfermedad las células del cerebro no reciben todos los nutrientes y oxígeno necesarios y mueren. La enfermedad es un trastorno multifactorial con un componente protrombótico crónico. Así, este estudio ha demostrado que la anticoagulación a largo plazo mejora la patogénesis en un modelo de ratón transgénico.

Marta Cortés Canteli es investigadora Miguel Servet del CNIC y responsable del estudio. Ha asegurado, “ganar la batalla pasa por conseguir terapias combinadas e individualizadas dirigidas a tratar los diferentes mecanismos que contribuyen a esta patología. Uno de ellos es mejorar la circulación cerebral y ahora sabemos que el uso de tratamientos anticoagulantes orales podría resultar eficaz en aquellos enfermos de alzhéimer con tendencia procoagulante”.

Tratamiento fururo
Los investigadores entienden que, una vez que han conseguiso retrasar la aparición del Alzhéimer en ratones, podría ser un tratamiento para normalizar la circulación cerebral en pacientes.

Cortés indica que “para llevar a cabo esa terapia individualizada será necesaria una herramienta diagnóstica que identifique aquellos pacientes con tendencia a coagular. Esa es una de las líneas de investigación en las que nos vamos a centrar en los próximos años”, indica Cortés Canteli.

Valentín Fuster es uno los autores principales del trabajo y director general del CNIC. “Las enfermedades neurodegenerativas están profundamente ligadas a la patología de los vasos cerebrales. El estudio del nexo cerebro-corazón en las enfermedades neurodegenerativas es el reto de la próxima década”, asegura.
Fuente: SINC
Fotografías: SINC

Artículos relacionados