Inicio ASP Más del 10% de los pacientes mayores de 65 años presentan sospecha...

Más del 10% de los pacientes mayores de 65 años presentan sospecha de maltrato

Sospecha de maltrato

..Redacción.
El Estudio Presencia tiene como objetivo estudiar la sospecha de maltrato a personas mayores. Se tratan, de estudiar todos los diferentes tipos de maltrato, tales como físicos, psicológicos, económicos, negligencia… Están incluidas las personas mayores no institucionalizadas que son atendidos en centros de atención primaria en el momento actual en nuestro país

La violencia y el maltrato a las personas mayores es un problema presente en la sociedad española. Se sabe de su existencia, pero hay poca información y datos sobre este grave problema. SEMERGEN lleva trabajando desde hace más de un año trabajando en este Estudio Presencia en pacientes  mayores de 65 años atendidos en Atención Primaria.

El estudio de SEMERGEN quiere poner claridad en un tema tan importante como es el maltrato al anciano. “Es un problema de salud pública, al que hay que poner cifras y datos, es algo muy serio. Desde la Fundación SEMERGEN se está llevando a cabo este estudio, que trata de presentar un aspecto social de nuestra asistencia y abordar un tema todavía poco conocido por falta de estudios en este ámbito”. Son palabras del Dr. José Luis Llisterri, presidente de SEMERGEN.

El Estudio Presencia intenta ofrecer una información adecuada a los médicos de familia sobre la sospecha de maltrato en mayores de 65 años

Con el Estudio Presencia, se intenta ofrecer una información adecuada a los médicos de familia sobre este tipo de maltrato. Así se pueden adoptar medidas preventivas y conocer los posibles casos de sospecha, que luego deben confirmarse dentro del contexto clínico y social del paciente. Gracias a este estudio los médicos de familia pueden mejorar sus conocimientos y disponer de herramientas que permitirán mejorar esta situación. Se trata de poder detectar los posibles casos de maltrato conociendo los posibles factores de riesgo asociados. “Ante todo tratamos de sensibilizar a los médicos de familia y a la sociedad en general, aportando datos objetivos de este problema de salud”, Asegura el Dr. Francisco Javier Alonso Moreno, coordinador principal del estudio.

A día de hoy el estudio se encuentra en fase de trabajo de campo. Se han incluido ya más de 400 pacientes, aún lejos del tamaño muestral estimado en más de 2.000 pacientes. Por ello, los resultados que se presentan en este Congreso son preliminares.

El estudio se encuentra en fase de trabajo de campo

Entre los resultados más importantes obtenidos hasta ahora destacan:

  • Los pacientes incluidos hasta el momento son preferentemente personas de 80 años, de sexo femenino, con comorbilidad cardiovascular y EPOC. Más del 10% presentan sospecha de maltrato. Algunas personas con deterioro cognitivo presentaban falta de higiene, nutrición, integridad de la piel, falta de atención sanitaria o abandono.
  • Más de la mitad de los cuidadores son familiares de primer grado del paciente, tienen estudios primarios, viven en la misma vivienda. 1 de cada 10 tiene un contrato de trabajo. 1 de cada 5 cuidadores presenta sobrecarga intensa y 1 de cada 10 sobrecarga leve. 3 de cada 10 de los cuidadores dieron su consentimiento para participar en el estudio.
  • Los pacientes mayores con sospecha de maltrato presentaban menos nivel de estudios. También presentaban más antecedentes de maltrato, de trastornos psicológicos, incontinencia de esfínteres, más polimedicación, diabetes y enfermedad renal crónica.

Estos pacientes tenían mayor nivel de dependencia y percibían peor su salud. En sus cuidadores se detectaba un mayor nivel de sobrecarga.

El Comité Científico del Estudio Presencia está formado por médicos de atención primaria y geriatras. Han considerado el Congreso Nacional como marco inmejorable para presentar estos resultados preliminares del estudio. “Es una oportunidad muy buena para dar a conocer el estudio y así sumar esfuerzos que permitan conocer mejor el problema del maltrato al anciano y las posibles actuaciones que el médico de familia puede hacer para mejorar la atención a nuestros pacientes”, afirma el Dr. Alonso.