Inicio ASP La obesidad es una epidemia que reduce hasta diez años la esperanza...

La obesidad es una epidemia que reduce hasta diez años la esperanza de vida

obesidad-esperanza-de-vida

..Cristina Cebrián.
Cuantificar el impacto que tiene la obesidad en nuestra esperanza de vida no es algo trivial. Además, resulta complicado estimar el riesgo de padecer alguna de las enfermedades crónicas que supone el exceso de grasa corporal. Durante la presentación del Estudio sobre la obesidad en España y sus consecuencias, elaborado por la Fundación Gaspar Casal en colaboración con Novo Nordisk; varios expertos debatieron sobre los retos y necesidades en el abordaje de esta patología.

En cuanto a la esperanza de vida, Juan del Llano, director de la Fundación Gaspar Casal, apuntó que “la obesidad es una epidemia con serias consecuencias”. De hecho, “puede llegar a reducir hasta en diez años la esperanza de vida de las personas que la padecen”, aseguró.

Juan del Llano: “La obesidad puede llegar a reducir hasta en diez años la esperanza de vida de las personas que la padecen”

Por su parte, la directora de Relaciones Institucionales de Novo Nordisk, Olga Espallardo, destacó la “necesidad de actuar antes” cuando se detecten casos de obesidad. De este modo se evitará “que el paciente tenga que pasar por una cirugía, con los costes asociados que conlleva”. Espallardo recordó que, aunque la cirugía es en muchos casos una necesidad, “existen alternativas que deberían explorarse”.

Invertir en formación e investigación
Una de las claves para afrontar los retos en torno a esta enfermedad está en la formación de los profesionales sanitarios. Así, el gerente del Servicio Murciano de Salud, el Dr. Asensio López, señaló la importancia de avanzar en los conocimientos, dado que los datos de prevalencia de la obesidad siguen aumentando.

Dr. López: “Es primordial invertir en investigación, fundamentalmente sobre los cambios de comportamiento”

Es una situación crítica porque sabemos muy poco cómo intervenir ante casos de obesidad”, señaló el experto. Por ejemplo, “si un equipo de trasplantes somete a cien personas a un trasplante de riñón, dentro de cinco años más del 85% de los trasplantados tiene una buena calidad de vida. Sin embargo, si ponemos a cien personas a perder peso, a los cinco años menos del 25% habrá logrado el objetivo”, explicó el Dr. López.

Por todo ello, es primordial “invertir en investigación, fundamentalmente sobre los cambios de comportamiento”, detalló el gerente. Solo así se logrará hacer autocrítica con lo que se hace e intercambiar las buenas prácticas establecidas.

Jorge de la Puente: “La idea es tener a los pacientes estratificados, ya que tenemos un problema con las herramientas de medición”

En la misma línea, el director UGCI de Endocrinología y Nutrición del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, el Dr. Francisco Tinahones, insistió en reinventar la estrategia actual sobre el abordaje de la obesidad. Así, comentó la necesidad de “medir los resultados en salud para establecer una estrategia a nivel global, ya que la población no es consciente del problema de la obesidadl”.

Equipos multidisciplinares
Otro de los aspectos tratados durante la presentación del estudio fue el modo en que se organizan los profesionales sanitarios para tratar esta patología. Jorge de la Puente, director de Ordenación, Farmacia e Inspección de la Consejería de Sanidad de Cantabria, destacó la posibilidad de crear equipos multidisciplinares de trabajo, especialmente en atención primaria. “La idea es tener a los pacientes estratificados, ya que tenemos un problema con las herramientas de medición, para personalizar el abordaje a cada paciente”, apuntó.

Dra. Bretón: “Las personas que padecen obesidad no se consideran enfermos. Tampoco contamos con asociaciones de pacientes que hagan de interlocutoras”

Finalmente, la presidenta de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Dra. Irene Bretón, alertó del problema que supone el desconocimiento de la obesidad como enfermedad. “Las personas que la padecen no se consideran enfermos. Tampoco contamos con asociaciones de pacientes que hagan de interlocutoras. Por ello, el paciente obeso no lucha por conseguir una atención sanitaria”, apuntó la experta.

En definitiva, los expertos solicitan mayor concienciación por parte de la población; establecer un registro de datos para clasificar a los pacientes y reconocer la obesidad como una enfermedad crónica que requiere de una atención específica.

Noticias complementarias