Inicio ASP Un sistema de mamografía que permite a la paciente controlar la presión...

Un sistema de mamografía que permite a la paciente controlar la presión disminuye la sensación de dolor

mamografia-control-mujer-reduce-dolor

..Redacción.
El Hospital del Mar de Barcelona está desarrollando un estudio clínico prospectivo aleatorizado con un sistema de mamografía que permite a la paciente controlar la compresión de la mama durante la prueba sin reducir su efectividad. De las 274 pacientes analizadas, casi el 53% cree que este sistema es menos doloroso que el modo estándar.

“Que la paciente intervenga en la prueba disminuye la sensación de dolor y la hace más consciente de su responsabilidad en la prevención del cáncer de mama”, explica la Dra. Rodríguez Arana que, hasta hace unos meses jefa del Departamento de Radiología de la Mama del Hospital del Mar. La doctora ha presentado las conclusiones preliminares del estudio en el IV Congreso Español de la Mama celebrado en Madrid del 17 al 19 de octubre.

De las 274 pacientes analizadas, casi el 53% cree que este sistema es menos doloroso que el modo estándar

La principal ventaja de este sistema, denominado Senographe Pristina y desarrollado por la compañía GE Healthcare, es que permite a la mujer participar en el proceso. Esta participación genera una mejor experiencia durante la realización de la prueba y la sensación de controlar la situación. Según apunta la especialista, “consigue una mayor compresión, un menor dolor, no conlleva efectos adversos y aporta la misma calidad diagnóstica que en la mamografía convencional”.

Según los datos del estudio, se han analizado casi 1.100 imágenes mamográficas realizadas con compresión asistida. Se ha considerado el grosor, fuerza de compresión y dosis glandular media. De este análisis, concluyen que no existen diferencias significativas de calidad con respecto a las mamografías convencionales.

La Dra. Rodríguez añadió que el sistema “no incrementa el tiempo de proceso una vez el técnico se ha habituado a él”. Para garantizar la efectividad de la prueba, el profesional tiene que realizar la primera compresión. A continuación, será la mujer quien ajuste la segunda utilizando un mando que incorpora el sistema. Además, el sistema tiene un tope máximo de compresión para evitar daños en la paciente y en la calidad de la imagen.

Tras analizar casi 1.100 imágenes mamográficas realizadas con compresión asistida, el estudio concluye que no hay diferencias significativas de calidad

El estudio aún no ha concluido, ya que incluirá a 500 pacientes. Pero de las pacientes analizadas, casi el 65% prefiere este tipo de mamografía. Además, algo más del 54% considera que estaría más cómoda en su próxima revisión si se realiza con compresión asistida.

Este tipo de sistemas puede influir positivamente en la continuidad en la asistencia de las mujeres a este tipo de pruebas. Según una serie de siete estudios realizados en Estados Unidos, que analizaron 5.741 pacientes, el dolor en las mamografías es la causa en hasta el 46% de las mujeres asintomáticas que no vuelven a realizarse la prueba.

En España, el sistema de compresión asistida está disponible, entre otros centros académicos, en el Hospital del Mar de Barcelona, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Noticias relacionadas: