Inicio ASP Antonio Fernández-Campa: “Una escuela de pacientes genera mayor eficiencia de los recursos”

Antonio Fernández-Campa: “Una escuela de pacientes genera mayor eficiencia de los recursos”

escuela-pacientes-sergas-antonio-fernandez-campa

..Gema Maldonado.
La Escuela Gallega de Salud para Ciudadanos ha cumplido 10 años al mismo tiempo que la Fundación Tecnología y Salud de Fenin le ha otorgado el premio al Mejor Programa de Educación y Prevención Impulsado por una Comunidad Autónoma 2019. El gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Antonio Fernández-Campa, explica a iSanidad los objetivos y actividades de este recurso de formación e información sobre salud no solo dirigido a pacientes, sino a toda la ciudadanía.

¿Cómo se vincula una escuela de pacientes con la mejor eficiencia de los recursos y con la innovación en el sistema sanitario?
Estamos demandando cada vez más que los pacientes, y los ciudadanos en general, se impliquen en el cuidado de la salud. Creemos que es fundamental que el sistema no solo funcione para el paciente cuando tiene un problema de salud, sino que promueva también hábitos de vida saludable y recomendaciones que mantenga a la población en un mejor estado de salud. Para eso hay que formar a las personas y la escuela es un instrumento perfecto. De hecho, con la escuela también se genera una mayor eficiencia en los recursos. Tendremos una población más sana y menos demandante de necesidades asistenciales.

Es fundamental que el sistema no solo funcione para el paciente cuando tiene un problema de salud

Los pacientes quieren ser parte activa en la toma de decisiones en salud. ¿Esta escuela es una herramienta para esa participación?
Es muy importante que tengamos en cuenta a los pacientes como un recurso propio del sistema sanitario. Sobre todo representados a través de las asociaciones de pacientes. Las asociaciones colaboran de una forma muy importante en el seguimiento de los pacientes. Dan información, comprenden lo que deben hacer ante su propia enfermedad y les ayudan a guiarse dentro del propio sistema sanitario. Por tanto son un recurso que hay que ponerlo muy en valor.

En el Sergas tenemos dos instrumentos importantes en ese sentido. Por un lado, los cursillos asesores de pacientes. Las asociaciones de pacientes forman parte de ellos, conocen las actuaciones que se van a llevar a cabo desde el Sergas en cada área sanitaria y hacen propuestas de actuaciones. Por otra parte, tenemos iniciativas como la propia Escola Galega de Saúde para Cidadáns, en las que tratamos de facilitar a las asociaciones un marco de participación y de información. Dentro de nuestra web y de la web de la escuela tenemos información para que los pacientes puedan conocer todas las asociaciones que hay para cada enfermedad y para que ellos puedan hacer sus propuestas formativas directamente.

En estos 10 años, 2.300 profesionales han participado haciendo recomendaciones, con cursos presenciales y online para trasladar el conocimiento

¿Pueden los profesionales sanitarios aprender también a través de esta escuela?
Uno de los objetivos de la puesta en marcha de la escuela era crear una especie de red de gestión del conocimiento que uniera a profesionales, pacientes y ciudadanos, para que la información se moviera. Para poder formar en habilidades, en conocimiento de procesos de salud y enfermedad. El papel de los profesionales sanitarios es muy importante porque participan como expertos desde que se creó la escuela. En estos 10 años, 2.300 profesionales han participado haciendo recomendaciones, con cursos presenciales y online para trasladar el conocimiento.

Pero también vemos que la participación de las asociaciones en los distintos proyectos y programas que hace el Sergas, permite a los profesionales conocer las demandas y necesidades de un paciente ante una enfermedad.

escuela-pacientes-sergas-antonio-fernandez-campa-2

Y los cuidadores, ¿qué pueden encontrar en esta escuela?
Tendemos a hablar de escuela de pacientes, pero es una escuela para ciudadanos. El objetivo es que, a través de recomendaciones, podamos prevenir y evitar de alguna forma la enfermedad.

Muchas de las recomendaciones de la escuela no se dirigen solo al paciente. También a los cuidadores. Se le ofrecen indicaciones sobre cómo tienen que tratar al enfermo en determinados casos, cómo ayudar al usuario en el uso de la terapia inhalatoria, qué hábitos son adecuados para pacientes con diabetes, etc.

¿Qué tipo de pacientes recurren más a los recursos que ofrece la escuela? ¿son generalmente pacientes crónicos?
La mayor parte de los cursos presenciales son para pacientes crónicos, normalmente son recomendaciones muy dirigidas a pacientes que tienen ya una determinada enfermedad: problemas de espalda, insuficiencia cardíaca, diabetes, etc. Se les ofrece información sobre el manejo de su enfermedad y sobre cómo pueden hacer para mantener las mejores condiciones de salud posible.

Hemos realizado unas 1.400 actividades presenciales en los que han participado aproximadamente 30.000 pacientes

Hemos realizado unas 1.400 actividades presenciales en los que han participado aproximadamente 30.000 pacientes. Algunos de estos cursos los hemos impartido directamente desde el Sergas y otros, la mayoría, desde las asociaciones de pacientes.

Además, tenemos una actividad importante de formación online. La mayoría de estos cursos se dirigen a toda la ciudadanía porque hablamos de temas de prevención y uso adecuado de medicamentos. También damos información concreta sobre determinadas patologías y cómo afrontarlas.

¿Qué significa este premio, que relaciona tecnología y salud para un proyecto de educación en salud como este?
Valoramos mucho que una entidad que promueve fundamentalmente el conocimiento de la tecnología sanitaria como la Fundación Tecnología y Salud de Fenin tenga una especial sensibilidad para primar un proyecto como el nuestro, en el que la tecnología es muy básica: es la palabra. La escuela trata de llegar a los pacientes, a los cuidadores y a los ciudadanos en general de una forma sencilla para que puedan cumplir no solo el objetivo de vivir más años, sino de vivir con la mejor calidad de vida posible.

Noticias relacionadas: