Inicio ASP De especialistas en pediatría y reumatología a primera línea de batalla frente...

De especialistas en pediatría y reumatología a primera línea de batalla frente al coronavirus

Así es el día a día de dos médicos especialistas que luchan frente al Covid-19 en el Hospital Infanta Leonor de Madrid

especialistas-coronavirus

..Cristina Cebrián.
El coronavirus está poniendo a prueba a muchos médicos especialistas que han dejado de atender a sus pacientes para dedicarse por completo a frenar esta epidemia. De un día para otro han pasado de trabajar como médicos especialistas en sus consultas a tratar a pacientes infectados por el virus SARS-Cov-2.

Incertidumbre, miedo al fracaso e inseguridad son algunos de los sentimientos que aparecen al afrontar este reto. Así lo sienten dos médicos especialistas en pediatría y reumatología del Hospital Infanta Leonor de Madrid, uno de los centros que más pacientes infectados está recibiendo.

especialistas-coronavirusDra. Sentchordi: “Somos profesionales sanitarios y, cuando ocurre algo así, no hay dudas de que estás ahí para aportar todo lo que puedas”

Aunque la situación al principio les asustó tienen claro que, por encima de todo, su trabajo es por y para los pacientes. “Cuando me dijeron que a partir de mañana tenía que tratar a pacientes ancianos con infección Covid-19 sentí un poco de respeto, bastante miedo e inseguridad”. Así lo explica para iSanidad la Dra. Lucía Sentchordi, pediatra en el Hospital Infanta Leonor. Superado ese primer susto asegura que, ante todo, “somos profesionales sanitarios y, cuando ocurre algo así, no hay dudas de que estás ahí para aportar todo lo que puedas”.

Con centenares de enfermos en la UCI, escasez de material de protección y una actividad que no cesa, los profesionales sanitarios destacan la importancia de los equipos multidisciplinares. La Dra. Laura Cebrián, reumatóloga en el Infanta Leonor, asegura que “el trabajo en equipo y la unión entre todos nosotros está siendo fundamental en el abordaje de esta crisis”. En la misma línea la Dra. Sentchordi admite que siente “una profunda admiración hacia todo el equipo y sobre la coordinación que estamos teniendo”.

Por cada control de enfermería que hay en el hospital, se ha fijado un equipo de unos diez especialistas diferentes

pediatria Una coordinación ejemplar
Ambas especialistas destacan la labor de los jefes y líderes de este hospital madrileño, que están manejando la crisis “de una forma ejemplar”. En cuanto a los protocolos establecidos desde el inicio, por cada control de enfermería que hay en el centro, se ha fijado un equipo de unos diez especialistas diferentes.

Para su coordinación existen dos figuras de referencia, tal y como apunta la Dra. Sentchordi. “En mi equipo contamos con un especialista de medicina interna y una especialista de geriatría. Los demás profesionales del equipo son cardiólogos, neumólogos, pediatras, reumatólogos, neurólogos y alergólogos. Todos somos médicos y todos valemos”, añade la pediatra.

Tampoco hay que olvidar la labor que está realizando el grupo asistencial ‘no Covid-19’. Es decir, facultativos que se dedican a organizar toda la logística. Por ejemplo, que haya ordenadores, salas para el personal y atención a familiares. “Nos ayudan mucho porque nos vemos más aliviados de la carga burocrática que supone esta situación. Por ejemplo con informes de altas o de éxitus. Aunque no se dediquen directamente a ver enfermos, su labor es muy importante también”, destacan.

Dra. Cebrián: “En los ratos libres que tenemos en casa nos dedicamos a buscar bibliografía, estudios y experiencias en relación con el virus SARS-Cov-2”

coronavirus-hospital-Infanta-Leonor

El manejo de los tiempos también es otro aspecto clave en estas situaciones. Así, lo que antes requería de meses ahora, en cuestión de horas, se organiza y se consigue. “Gracias a los grupos de whatsapp, el correo electrónico y las redes sociales, todos contamos con la información científica que hay disponible. No es demasiada, pero es lo que tenemos por ahora”, comenta la Dra. Sentchordi.

En cuanto a los tratamientos que se están poniendo a los pacientes con Covid-19, todavía no hay suficiente evidencia científica. Por ello, muchos se basan en los artículos publicados en China en estos últimos dos meses. Pero también en lo que se está haciendo poco a poco en nuestros hospitales. En el Infanta Leonor todos los días a las ocho de la mañana se establece una reunión con todos los facultativos del equipo Covid-19 para actualizar los tratamientos en caso de que se hayan producido cambios.

Por otro lado, la mayoría de veces son los propios profesionales sanitarios los que buscan e intercambian información sobre el coronavirus. La Dra. Cebrián señala que “en los ratos libres que tenemos en casa nos dedicamos a buscar bibliografía, estudios y experiencias en relación con el virus SARS-Cov-2. Nos dedicamos en cuerpo y alma a esta infección, porque estamos convencidos de que todos juntos lo vamos a superar”.

Los médicos también somos personas
Ante una crisis sanitaria de esta magnitud, no hay que olvidar que los médicos no dejan de ser personas. Por eso también aparecen “momentos de bajón” durante la asistencia sanitaria. La Dra. Cebrián explica que, en esos momentos, “nos damos fuerzas unos a otros y siempre hay alguien que está más optimista y que tira del carro. Trabajar en equipo es lo más positivo de todo esto”.

“Aunque la adrenalina del momento te hace estar alerta para actuar, cuando llegas a casa muchos días sientes la necesidad de llorar”

médico-coronavirusSin embargo, la reumatóloga no puede evitar acordarse de la soledad de los pacientes. “Están muy solos, sufren y muchos se nos mueren. Una no es de piedra y también sufrimos con nuestros pacientes. Y aunque la adrenalina del momento te hace estar alerta para actuar, cuando llegas a casa muchos días sientes la necesidad de llorar”, confiesa la especialista.

Precisamente para apoyar a los sanitarios en esta labor, los hospitales, y en concreto el Infanta Leonor, cuentan con equipos de psiquiatría y psicología. Su objetivo es ofrecer ayuda a estos profesionales cuando necesiten un “respiro”, bien sea en sesiones de grupo, individuales o en sesiones de mindfulness.

Escasez de EPI en los hospitales, ¿miedo al contagio?
Durante esta crisis la falta de equipos de protección individual (EPI) está siendo uno de los principales problemas para asistir a los enfermos. En este sentido, la pediatra recuerda que “si no tenemos mejores equipos es porque todavía no existen y los están fabricando”.

Dra. Sentchordi: “Si no tenemos mejores equipos de protección es porque todavía no existen y los están fabricando”

Mientras esto llega, los departamentos de medicina preventiva, salud laboral y las supervisoras de enfermería “están todo el tiempo pensando cómo conseguir material de protección para dotar a las diferentes plantas del hospital”, detalla la Dra. Sentchordi.

El ingenio y el sentido común son fundamentales para solventar la falta de EPI. De hecho, las especialistas aseguran que tratan de optimizar el material todo lo posible. “Las mascarillas que normalmente tienen que durar ocho horas, intentamos que nos duren dos o tres días para que haya para todos”, destaca la Dra. Cebrián.

epi-coronavirus

Gestionar el miedo al contagio tampoco es una de sus principales preocupaciones, aunque reconocen que está ahí. La reumatóloga asegura que “en el momento en que me visto con el material disponible en ese momento para entrar a ver al paciente, quizá no soy tan consciente del riesgo de contagio. Empiezas a ser consciente cuando te vas a casa y piensas que puedes haberte contagiado. Más que por mí, por mi familia”.

Ambas especialistas coinciden en que esta crisis del coronavirus “está sacando lo mejor de cada profesional sanitario”

Aunque su labor está siendo aplaudida por toda la sociedad, comentan que solo están cumpliendo con su labor. “No es que seamos héroes, es el trabajo que tenemos y lo hacemos lo mejor posible. Nos protegemos para proteger a los pacientes, a nuestro entorno y también entre compañeros”, insiste la Dra. Cebrián.

Sin duda están siendo los días más complicados de su carrera profesional pero ambas doctoras coinciden en que esta crisis “está sacando lo mejor de cada profesional sanitario”. Además, aunque las cifras de infectados sigan aumentando, no se rinden. “Lo que nos hace felices es curar a los pacientes y salvar vidas”, concluye la Dra. Cebrián.

Noticias complementarias