Inicio ASP Semicyuc establece protocolos de analgosedación en pacientes con Covid-19 según la disponibilidad...

Semicyuc establece protocolos de analgosedación en pacientes con Covid-19 según la disponibilidad de fármacos

Analgosedación-COVID-19

..Cristina Cebrián.
El Grupo de Trabajo de Sedación, Analgesia y Delirium de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) ha publicado el documento Protocolos de analgosedación en pacientes con infección por Covid-19 en caso de desabastecimiento. El objetivo es proporcionar otras pautas de sedación, menos habituales, en función de la disposición de fármacos.

Los intensivistas aseguran que están sufriendo “un desabastecimiento a nivel nacional e internacional” que les “obliga a considerar otras pautas de sedación no tan habituales”. Todo ello en función de la disposición de fármacos que se tenga en cada hospital. También explican que las pautas establecidas en este documento “no siempre son las más deseables. Pero están realizadas pensando en la disponibilidad de fármacos que se tenga en cada hospital y deben individualizarse”.

La infección Covid-19 obliga a los intensivistas a realizar maniobras de reclutamiento agresivas como el prono y las PEEP elevadas

Analgosedación-COVID-19En la mayoría de casos, la infección Covid-19 cursa con un síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA). Algo que obliga a los intensivistas a realizar maniobras de reclutamiento agresivas como el prono y las PEEP elevadas. Además, en fases iniciales deben utilizar la sedación profunda.

Precisamente este nivel profundo de sedación debe mantenerse durante el menor tiempo posible para evitar complicaciones derivadas de la sobre-sedación. Así, debe reducirse la dosis de fármacos sedantes cuando mejore la situación respiratoria del paciente con Covid-19.

El objetivo es lograr una sedación leve-moderada, previa al destete. Por tanto, es necesario realizar una sedación personalizada, dinámica y secuencial, que se adapte a la evolución clínica y respiratoria del paciente. Además de la intubación orotraqueal, los expertos apuntan a otras estrategias de analgosedación y relajación que incluyen diferentes medicamentos.

Uno de los aspectos a tener en consideración a la hora de aplicar analgosedación son las diversas interacciones farmacológicas entre los fármacos antivirales

Estrategias de analgosedación en pacientes Covid-19
El documento de Semicyuc establece que, durante la fase de sedación profunda “es fundamental la estrecha monitorización del nivel de sedación mediante BIS”. Para ello, deberán mantenerse unas cifras entre 40-60, para evitar la acumulación del fármaco y la sobre-sedación.

En cuanto a la fase de sedación leve-moderada, los intensivistas detallan que el nivel de sedación puede seguir monitorizándose con el BIS. En concreto, con valores entre 60 y 80 en sedación moderada y valores entre 80 y 100 en sedación leve. También mediante la realización de escalas de sedación como el RASS, con un objetivo entre -3 y -1.

Analgosedación-COVID-19

Uno de los aspectos a tener en consideración a la hora de aplicar analgosedación son las diversas interacciones farmacológicas entre los fármacos antivirales. Fundamentalmente se debe atender a las interacciones con Lopinavir/Ritonavir e Hidroxicloroquina. Además, hay que tener en cuenta las interacciones con los analgosedantes habituales. En la mayoría de casos, producen un aumento de los niveles plasmáticos y la necesidad de disminuir su dosis en los primeros días de uso.

“La asociación de varios fármacos y la adición de otros no indicados en sedación profunda puede permitir el ahorro de aquellos con menor disponibilidad”

Los intensivistas recuerdan que “la asociación de varios fármacos y la adición de otros no indicados en sedación profunda puede permitir el ahorro de aquellos con menor disponibilidad”. Por ejemplo, Midazolam y Propofol.

Por último, señalan la sedación inhalatoria, si hay disponibilidad, con los fármacos Sevofluorano: 4-10 ml/h (bomba perfusión) 0,5-1,4 % (end tidal); e Isofluorano: 2-7 ml/h (bomba de perfusión) 0,2-0,7% (end tidal). Sobre este último, apuntan que es más útil que el anterior al no existir el límite de tiempo de 5 días.

En cualquiera de los casos, los intensivistas insisten en que deben tomarse precauciones con los filtros empleados. Además, es fundamental tener experiencia en su colocación.

Noticias complementarias