Inicio ASP El cáncer en tiempos de coronavirus. Adriana Terrádez

El cáncer en tiempos de coronavirus. Adriana Terrádez

..Adriana Terrádez, directora de OncoDNA para España y Portugal.
Hemos llegado al Día Mundial de la Salud en un momento crítico para el entorno sanitario de todo el mundo y de España en concreto. Somos uno de los países más azotados por el coronavirus, que está transformando nuestras vidas, nuestras costumbres y, entre otros aspectos, la forma de cuidar a nuestros enfermos. Y pese a que las prioridades han cambiado por motivos obvios, eso no puede llevarnos a dejar en el olvido a aquellos pacientes con problemas acuciantes, como los que se enfrentan, por ejemplo, a un proceso oncológico.

Según el informe Las cifras del cáncer en España 2020, de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), este año tendremos un 18,4% nuevos casos más que en 2015. Y muchos de estos nuevos pacientes, que son más que una cifra, son personas, vidas humanas,  se están viendo obligados a lidiar con las complicaciones típicas de su dolencia, sumadas a las que ha traído la COVID-19.

Según la SEOM este año tendremos un 18,4% nuevos casos más que en 2015

Desafortunadamente no se les puede tratar de la misma manera que hace un mes escaso, ya que, para salvaguardar del contagio a todos aquellos que han sido o están siendo tratados con terapias inmunosupresoras, muchas consultas han de resolverse de manera telemática. El objetivo ha de ser evitar a toda costa que el enfermo y sus cuidadores se desplacen de sus casas y mucho menos hacia un centro sanitario, porque el riesgo de contagio es elevado y las consecuencias podrían ser delicadas.

Sabemos que aquellos que se dedican en cuerpo y alma a la oncología se han adaptado raudos y veloces a la nueva situación para minimizar el impacto sobre los pacientes. Con servicios de entrega de fármacos a domicilio para aquellos que reciben tratamientos orales. O extremando las medidas de seguridad con los que no tienen más remedio que recibir sus ciclos de quimio, radio u otras terapias que deben aplicarse in situ, pautándose normalmente rutinas de administración más espaciadas en el tiempo.

Se han pautado una serie de recomendaciones sopesando los riesgos y las consecuencias que podría tener un posible contagio por coronavirus para el paciente

También hemos visto cómo desde la Asociación Española de Cirujanos se han pautado una serie de recomendaciones para estos especialistas en los que se priorizan las operaciones oncológicas, especialmente aquellas más urgentes. Y siempre sopesando, eso sí, los riesgos y las consecuencias que podría tener un posible contagio por coronavirus para el paciente.

Menos medicina de precisión
Otra de las consecuencias del confinamiento y la saturación de la sanidad para los pacientes oncológicos es una reducción del uso de las herramientas de medicina de precisión, especialmente aquellas que requieren de la presencia del enfermo. En los casos en los que ya se ha extraído una muestra de tumor se podrían realizar, por ejemplo, análisis genómicos y enviar sus resultados vía online al especialista que lo hubiese solicitado.

Una técnica habitual en laboratorios como el nuestro que puede ayudar al oncólogo a encontrar una terapia certera para sus pacientes en el menor tiempo posible y sin necesidad de que éstos se muevan de casa

Una técnica habitual en laboratorios como el nuestro que puede ayudar al oncólogo a encontrar una terapia certera para sus pacientes en el menor tiempo posible y sin necesidad de que éstos se muevan de casa. Los resultados, incluso, pueden recomendar tratamientos orales que dejen a un lado las salidas del enfermo en estos tiempos complicados. En cualquier caso, y ante las dudas que puedan surgir, nada mejor que usar el teléfono o las videollamadas con el especialista adecuado, bien del paciente hacia su médico, bien del médico hacia los laboratorios. Toda acción cuenta para minimizar los riesgos.

En definitiva, son tiempos difíciles para todos y aún más para los pacientes de cáncer, sobre todo para aquellos que están pendientes de cirugías, pruebas y tratamientos de administración en centros hospitalarios. El tiempo que pase mientras dure la pandemia y el confinamiento va a ser una dura prueba física y psicológica para ellos y sus familiares. Pero han de saber que no están solos en su lucha y que hay un buen número de profesionales que, desde la distancia, están pendientes de sus casos, haciendo todo lo posible para que lo superen en el menor tiempo posible. No sólo en este Día Mundial de la Salud tan señalado, sino todos los demás.

Y recuerden: estas guerras, las dos, las vamos a ganar entre todos.