Inicio ASP La Fundación Jiménez Díaz retoma su actividad tras el Covid-19 progresivamente en...

La Fundación Jiménez Díaz retoma su actividad tras el Covid-19 progresivamente en un entorno seguro

Entorno seguro

..Redacción
Tras poner todos sus recursos al servicio de la lucha contra el Covid-19, el hospital reanuda progresivamente su actividad en un entorno seguro. La crisis ocasionada por el coronavirus se encuentra actualmente en un estado de progresiva remisión. Esto está permitiendo a muchos hospitales avanzar hacia la necesaria desescalada, preparándose con nuevas medidas, protocolos y procedimientos para la llamada “nueva normalidad”.

La Fundación Jiménez Díaz es uno de los hospitales madrileños que está liderando este proceso. Lo hace de la misma forma que durante las semanas más álgidas de la crisis puso todos sus recursos, al servicio de la lucha contra el virus. En muchos casos se anticipó a las medidas que había que tomar gracias a un comité de gestión de la crisis. En colaboración permanente con las autoridades sanitarias, ahondó en estrategias de planificación y coordinación.

Tras poner todos sus recursos al servicio de la lucha contra el virus, el hospital reanuda progresivamente su actividad en un entorno seguro

Pasado el pico de la curva, y sin descartar el riesgo de nuevas recaídas el hospital permanece vigilante en base a un Plan de Contingencia perfectamente definido. Por tanto, la Fundación Jiménez Díaz ya está preparada para recuperar progresivamente su actividad previa a la crisis. Lo está con el nuevo entorno eficaz y seguro para pacientes y para profesionales sanitarios.

A la progresiva recuperación de su actividad asistencial en distintos ámbitos, se suman nuevas estrategias y servicios no presenciales. Además, se han intensificado los ya existentes en el hospital. Por último se han proporcionado a todos sus profesionales test de anticuerpos para su seguridad y la de los pacientes.

Las personas que precisan asistencia sanitaria pueden y deben acudir al hospital, en primer lugar porque es seguro, ya que hemos puesto en marcha y aplicado todas las medidas necesarias para ello, y en segundo lugar porque todo parece apuntar a que la convivencia con el virus se prolongue durante los próximos meses, y hay enfermedades, problemas de salud, procedimientos e incluso síntomas que en estas semanas han podido parecer banales que no pueden ni deben demorarse más allá de lo razonable“, afirma el Dr. José Gómez, director médico de la Fundación Jiménez Díaz, incidiendo en que “no se deben desatender situaciones que ya no son aplazables“.

El hospital comienza a tratar situaciones que ya no son aplazables

La Fundación Jiménez Díaz ha priorizado exhaustivas tareas de limpieza y desinfección en todas sus instalaciones. El objetivo ha sido recuperar los numerosos espacios y áreas de distinta índole requeridos y utilizados para la atención al Covid-19. Se han preparado para darles el uso y función previos a la epidemia. Este proceso incluye tareas de higienización con luz ultravioleta de los distintos espacios.

De nuevo priorizando la seguridad, la progresiva vuelta a la nueva normalidad incorpora todas las medidas recomendadas por las autoridades. Se han adaptados normativas como la solicitud de ni acudir sin acompañante. Si no es posible, se pide que no tenga más de 60 años, ni patologías crónicas, esté inmunodeprimido o embarazada. Por supuesto, se pide que en ningún caso sea Covid positivo o haya tenido síntomas en los últimos 14 días. La higiene de manos, la mascarilla quirúrgica y que ajuste en lo posible su llegada al hospital a la hora de su cita para minimizar el tiempo en la sala de espera son otras medidas. A todo esto se suman nuevas estrategias y servicios no presenciales, especialmente útiles, eficaces y recomendables en la situación actual.

Se ha apostado por el uso de las nuevas tecnologías y la digitalización al servicio de salud. Asimismo, gracias a todas estas estrategias, el hospital ha iniciado ya una progresiva reanudación de su actividad asistencial programable y no aplazable anterior a la crisis. Para ello ha establecido medidas de diagnóstico y/o sospecha diagnóstica antes de los procedimientos. Todas estas garantizan la seguridad de pacientes y profesionales, como las llamadas telefónicas de screening a los pacientes susceptibles de programar para valorar su riesgo de contagio antes de citarlos o la realización de test PCR en los casos indicados.

Compartir