Inicio ASP Marta Lleonart (Novartis): “Las herramientas digitales no suplantarán a los especialistas”

Marta Lleonart (Novartis): “Las herramientas digitales no suplantarán a los especialistas”

herramientas-digitales-asma

..J.P.R.
Las herramientas digitales para el control de enfermedades crónicas se abren paso y los pacientes con asma no son una excepción. La directora del área de Respiratorio y Diabetes de Novartis, Marta Lleonart, destaca su aportación en esta etapa de confinamiento. En este contexto, la Fundación Lovexair y Novartis han desarrollado MyAVA, un asistente virtual sobre asma que ofrece un apoyo personalizado. “MyAVA no se ha desarrollado para hacer frente a una necesidad específica por el impacto de la Covid-19”, explica Lleonart. Sin embargo, puede ser “una herramienta que creemos muy útil en tiempos de confinamiento”.

¿Hasta qué punto son importante herramientas como MyAVA en este contexto marcado por el Covid-19 y el estado de alarma?
El contexto actual de pandemia global, y de confinamiento, somos más conscientes de nuestra salud, y de lo que podemos hacer cada uno de nosotros para cuidarnos más y mejor. Esto también influye en las personas con enfermedades respiratorias. Además, los recursos de e-salud y tele-salud, que ya hace tiempo que se estaban poniendo a disposición de los usuarios, han cobrado más fuerza que nunca. Las limitaciones de movilidad y acceso a los centros hospitalarios y la necesidad de prevenir el riesgo de infección a las personas más vulnerables son situaciones que debemos tener muy en cuenta.

Los recursos de e-salud y tele-salud, que ya hace tiempo que se estaban poniendo a disposición de los usuarios, han cobrado más fuerza que nunca

Si bien MyAVA no se ha desarrollado para hacer frente a una necesidad específica por el impacto de la Covid-19, es una herramienta que creemos muy útil en tiempos de confinamiento. La población se piensa y duda mucho antes de acudir a su consulta habitual por miedo a exponerse, sobre todo, en el caso de pacientes que formen parte de los grupos de riesgo, y las herramientas virtuales son un complemento personalizado para dar solución a dudas y contribuir al acompañamiento del paciente.

Está claro que las herramientas digitales no van a suplantar a los especialistas, pero pueden ser muy útiles a las personas con asma que pueden hacer un seguimiento de su estado, empoderándose y tomando las riendas de su patología.

¿Cuál es el perfil del paciente asmático? ¿Está suficientemente empoderado?
La aparición de los síntomas del asma puede ser muy precoz, ya en el primer año de vida, o tardía, en la edad adulta. Se considera que a partir de que un lactante presente varias bronquiolitis de repetición (inflamación de los bronquios pequeños debido a infecciones víricas) existe la posibilidad de que posteriormente presente asma. En la mayoría de los pacientes con asma existen factores genéticos que predisponen a la enfermedad, aunque su aparición a menudo tiene relación con factores ambientales que actúan como desencadenantes. Algunos factores de riesgo a la hora de desarrollar la afección son la obesidad y el tabaquismo.

En el caso de los pacientes con asma, hay tantas casuísticas como pacientes. De ahí la importancia de la personalización de las herramientas y planes de control de patología

El conocimiento y el acceso a la información es clave para el empoderamiento del paciente, así como una actitud proactiva hacia la gestión de su propia enfermedad. Y en el caso de los pacientes con asma, hay tantas casuísticas como pacientes. De ahí la importancia de la personalización de las herramientas y planes de control de patología. Entidades de pacientes como Lovexair también son clave en el empoderamiento de los pacientes.

¿Qué nivel de adherencia a sus tratamientos tienen los pacientes de asma en España? ¿Puede ayudar esta tecnología a mejorarlo?
La adherencia del paciente a su tratamiento es un factor crítico para alcanzar y mantener el control de la enfermedad. Se estima que en el asma no supera el 50%, lo que se asocia con un aumento de la morbimortalidad, así como un mayor uso de los servicios sanitarios.

La adherencia del paciente a su tratamiento es un factor crítico para alcanzar y mantener el control de la enfermedad. Se estima que en el asma no supera el 50%

Para mejorar la adherencia es importante tener en cuenta la situación particular de cada paciente y proponer un plan y unos objetivos personalizados, algo en lo que nos puede ayudar, indudablemente, la tecnología. MyAVA se basa en una serie de técnicas para ofrecer apoyo teniendo en cuenta nuestras características individuales: preferencias, estilo de vida, aspectos sociodemográficos entre otros, con el objetivo de fomentar la adherencia al tratamiento y así mejorar el manejo de la enfermedad y obtener mejoras en salud y bienestar

El paciente interactúa con un avatar, que le va acompañando en su día a día con el fin de motivarle a cuidar su salud respiratoria, informarse acerca del asma, y de cómo prevenir exacerbaciones. De esta forma, les ayudamos a mejorar su calidad de vida.

Existen diferentes niveles de gravedad en la enfermedad, ¿cómo se adapta MyAVA a cada tipo de paciente?
Los síntomas de asma pueden empeorar gradual o repentinamente. El signo habitual de la crisis de asma es un silbido ocasionado por el paso dificultoso del aire a través de los bronquios obstruidos. Puede estar precedida por una congestión nasal, estornudos, un período de agitación, tos seca o sensación de estrechamiento de la garganta o del tórax, aunque a veces es más grave.

Machine learning o inteligencia artificial permiten, básicamente, la personalización del servicio

MyAVA ofrece un servicio individualizado y adaptado a cada persona en función de su perfil sociodemográfico, y su comportamiento en cuanto al cuidado de la salud en su día a día. Tras muchas entrevistas con pacientes, se dibujaron distintos perfiles de personas, con motivaciones y problemas diarios distintos, que respondían a diferentes estímulos a la hora de cuidarse. MyAVA intenta dar una respuesta personalizada a cada uno de los perfiles, en lugar de una única vía de información para todos los pacientes.

Cuando hablamos de pacientes, hay que tener en cuenta que son personas con casuísticas distintas, que no se definen o agrupan por el mero hecho de tener asma. Hay padres y madres de familia que anteponen la salud y cuidado de los suyos antes que los propios; jóvenes que pueden llegar a sentir cierta vergüenza al usar su inhalador en público. Estas realidades son determinantes a la hora de hacer frente a la propia enfermedad, y ser empáticos y comprensivos es clave para ofrecerles, a cada uno según sus necesidades, la información y herramientas que necesitan para tener una mejor calidad de vida.

¿Cómo facilita esta herramienta la relación médico-paciente?
Uno de los cometidos de MyAVA es ofrecer recursos que ayudan a mantener una mejor comunicación con su médico para seguir el tratamiento de forma más efectiva y ayudar a mitigar o evitar los desencadenantes de los ataques de asma, recordando la importancia de los medicamentos de rescate y de mantener hábitos saludables.

Las herramientas digitales no van a suplantar a los especialistas, pero pueden ser muy útiles a las personas con asma

Los usuarios podrán registrar los síntomas que presentan en cada momento, incluyendo su estado de ánimo, así como consultar y comparar anteriores registros. Así mismo, el viaje de la persona a través de MyAVA se integra en el entorno HappyAir con el acompañamiento de su coach y los recursos propios de la comunidad HappyAir.

¿Qué pueden aportar el machine learning y la inteligencia artificial en este tipo de herramientas?
El asistente virtual se apoya en el machine learning e inteligencia artificial para conocer y entender al usuario en relación con estos parámetros y, a su vez, ir retroalimentándose y aprendiendo sobre su perfil, sus hábitos y sus necesidades de salud concretas a partir de la información que este le va facilitando a lo largo de las diferentes interacciones.

Machine learning o inteligencia artificial permiten, básicamente, la personalización del servicio: que cada paciente tenga la información que necesita, en la forma en la que prefiere consumirla, y en las horas en las que tiene mayor tiempo de concentración.

Noticias complementarias:

Compartir