Inicio ASP Dr. Juan Antonio Trigueros: “No ha sido tan importante el aluvión de...

Dr. Juan Antonio Trigueros: “No ha sido tan importante el aluvión de pacientes respiratorios y Covid-19 asociado”

pacientes-respiratorios-Covid-19

..Redacción.
La irrupción del Covid-19 hizo tener a los especialistas por los pacientes respiratorios. Temían que el riesgo pudiera ser mayor en pacientes con asma y epoc. A primera vista no ha sucedido así, según explica en este entrevista El Dr. Juan Antonio Trigueros, médico de familia, el coordinador del Grupo de Patología Respiratoria de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). No obstante, admite la necesidad de mayor investigación sobre el verdadero impacto del Covid-19 en los pacientes respiratorios.

¿Cómo ha evolucionado en los últimos años la adherencia al tratamiento de la epoc?
La adherencia al tratamiento de la epoc es algo fundamental en una enfermedad crónica como esta. Cursa con una clínica muy evidente y que realmente es un gran problema de salud. Teníamos mucho margen de mejora porque la adherencia de enfermedades respiratorias no es buena. Pero es verdad que en los últimos años se han ido notando ciertos avances. También hemos obtenido nuevos mecanismos y nuevas herramientas para medirlo. Yo creo que esta posibilidad de medirlo, nos ha dado nuevas informaciones.

¿Y qué factores han permitido que esa adherencia haya mejorado, la adherencia a los tratamientos?
En primer lugar la enfermedad lentamente va siendo más conocida. La epoc es cada vez más reconocible en la sociedad y la gente ha tomado conciencia de la cronicidad de la enfermedad. Creo que también la formación en esta patología respiratoria de los médicos ha mejorado mucho en los últimos años. Se han efectuado muchas tareas, muchos cursos, muchas actividades y esto ha tenido realmente su recompensa. También es verdad que los tratamientos y los dispositivos están más perfeccionados. También lo conocemos mejor.

La epoc es cada vez más reconocible en la sociedad y la gente ha tomado conciencia de la cronicidad de la enfermedad

La implicación de enfermería ha mejorado también, no significa que sea todo maravilloso. Hay muchas tareas por hacer, pero yo creo que también se nota. Algunos tratamientos como la aparición de combinaciones de la doble dilatación, la triple terapia también se han notado. El manejo de nuevos nuevas herramientas de medida de la adherencia también ha permitido en la atención primaria detectar a los incumplidores.

¿Y qué datos permiten afirmar que esta adherencia ha mejorado?
Hay publicaciones sobre todo basadas en el test de adhesión a los inhaladores (TAI). Es un test validado y de producción nacional que ha tenido gran calado en atención primaria. He podido asistir a varias comunicaciones en congresos de ámbito nacional e internacional donde se ha utilizado para comprobar esta adherencia.

El pulmón ha sido el órgano diana del Covid-19, ¿cómo ha afectado este coronavirus a los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas, tanto el asma como la epoc?
El Covid-19 ha tenido una aparición abrupta, ha sido su auténtico tsunami en la sociedad y por supuesto, en la sanidad. Al igual que otros coronavirus como el SARS o como el MERS, esperábamos una enfermedad exclusivamente vírica de afectación pulmonar. Los acontecimientos nos han desmentido esto. Hemos visto afectación inflamatoria sistémica y como realmente el impacto deletéreo que producen la enfermedad se transmite a muchos sistemas.

Al igual que otros coronavirus como el SARS o como el MERS, esperábamos una enfermedad exclusivamente vírica de afectación pulmonar. Los acontecimientos nos han desmentido esto

Lógicamente, la inclusión de epoc y de asma como enfermedades respiratorias crónicas y como factores de riesgo de los pacientes para poder contraer el Covid-19, y no sólo contraerla, sino tener una peor evolución, también nos puso alerta de manera inmediata. Cuando se han ido comprobando las series de pacientes afectados, se han ido encontrando grandes diferencias entre países. Nos hemos llevado la sorpresa de que aquí en Europa, dependiendo de determinadas localizaciones, no ha sido tan importante el aluvión de pacientes respiratorios con agudización o con exacerbaciones y Covid-19 asociado y por supuesto, muertes de estos pacientes tan importantes como esperábamos.

Esto ha generado una serie de hipótesis, unas preguntas clínicas y cierta inquietud. Hay mucho que investigar. Estamos  todos prácticamente infoxicados de informes científicos que no son concluyentes. La metodología y la seguridad con la que se nos han transmitido estas informaciones, en muchos casos dista de ser la óptima. Por lo tanto, hay que ser un poco precavidos y prudentes, y habrá mucho que estudiar y mucho que avanzar en los próximos meses.

Cuando se han ido comprobando las series de pacientes afectados, se han ido encontrando grandes diferencias entre países

¿Y se aconseja a estos pacientes mantener inalterada su adherencia al tratamiento? ¿Por qué se aconseja mantener la misma pauta?
Sí, yo creo que eso ha sido un hecho muy, muy claro en toda nuestra actividad profesional, sobre todo en atención primaria. Hemos intentado que nuestros pacientes respiratorios  comprendieran que efectivamente era fundamental mantener no solamente el tratamiento, sino toda la serie de recomendaciones de la población general, pero llevadas un pasito más esas medidas de higiene. El paciente, con el poco con asma, tenía que ser especialmente delicado en hacerlas muy bien. Evitar el contacto social y, por supuesto, cualquier tipo de acercamiento con cualquier sospechoso. Entender la enfermedad era básico.

En cuanto a los tratamientos, pues evidentemente no. Es necesario hacerles llegar la información que su médico había seleccionado para él, debía de mantenerlo a rajatabla, que la adherencia terapéutica debía ser algo especialmente meticuloso. Creo que lo hemos conseguido. En realidad, si hacemos un repaso de cómo se han retirado los fármacos de la farmacia, lo que nos cuentan los farmacéuticos, los datos que sacamos de los propios pacientes cuando hablamos con ellos telefónicamente, van en este camino. Los datos de los laboratorios en cuanto a sus ventas. Los pacientes crónicos respiratorios han sido muy permeables a la información y la adhesión como concepto mucho más global ha sido francamente buena.

Los pacientes crónicos respiratorios han sido muy permeables a la información y la adhesión como concepto mucho más global ha sido francamente buena durante la pandemia de Covid-19

¿Y cómo afectan los tratamientos a base de corticoides al Covid-19?
Es un debate muy interesante. Depende mucho de países porque en Estados Unidos sí están informando en concreto de muchos pacientes asmáticos, incluso por encima de la media de afectados de Covid-19. Sin embargo, en el entorno nuestro más europeo, países mediterráneos no lo hemos visto. Esto motivó una serie de preguntas. La fundamental era el impacto del corticoide inhalado con su efecto antiinflamatorio, ya que en sí mismo la infección por SARS está generando una alteración importante en el sistema no sólo inmunológico e infeccioso, sino también inflamatorio. ¿Será esta el tratamiento de base del corticoide inhalado que está ayudando a que los pacientes estén contrayendo menos la enfermedad o estén controlándola mejor? Bueno, esto es una hipótesis que ahí está y que en realidad todavía no podemos contestar.

No ha sido tan importante el aluvión de pacientes respiratorios con agudización o con exacerbaciones y Covid-19 asociado

No tenemos informaciones concluyentes en este sentido. Es verdad que ha habido comunicaciones, ha habido incluso una editorial de la Aemps en este sentido. Se ha publicado algún tipo de trabajo que ha podido relacionar la combinación de estos medicamentos con una menor replicación del virus o de alguna manera, disminución de la producción de citoquinas. Hay algunos estudios que hoy tenemos, pero son datos todos in vitro y no existe un cuerpo de conocimiento claro como para poder de alguna manera responsabilizar al uso del corticoide inhalado o una situación de protección para controlar menos la infección.

Sí, está claro es que el corticoide inhalado en aquellos pacientes sigue teniendo su vigencia. Es una base del tratamiento en pacientes asmáticos, es fundamental para aquellos pacientes que tienen epoc y asma o para pacientes epoc, que se exacerba mucho y es fundamental que continúen el tratamiento. Quizás dentro de un tiempo empecemos a obtener datos y veamos qué ha pasado realmente, si ha sido pura casualidad o si en realidad el tratamiento con el corticoide inhalado ha servido de alguna manera para mitigar la llegada del virus. Esperemos tener datos sobre esto y que sean positivos.

Noticias complementarias:

Dra. Dolors Querol: “Chiesi ha crecido y se desarrollará poniendo al paciente respiratorio en el centro”