Inicio ASP La abuelidad, un rol positivo, voluntario y diverso. Lourdes Bermejo y Raúl...

La abuelidad, un rol positivo, voluntario y diverso. Lourdes Bermejo y Raúl Vaca

Abuelidad

..Lourdes Bermejo y Raúl Vaca, vicepresidenta de Gerontología y vocal de la Junta Directiva de la SEGG.
El Día de los Abuelos y Abuelas es la mejor ocasión para replantear lo que nos gusta llamar abuelidad. Un término no reconocido por la RAE. Pero un término que responde a una realidad social innegable.

Según las recientes cifras difundidas por el INE, el envejecimiento de la población española alcanza máximos históricos. Es una realidad imparable y debemos dar paso a un debate social sobre el tema. España ha vuelto a registrar un máximo histórico de envejecimiento del 125,7%. Es decir, ya se contabilizan 125 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. Es el mayor crecimiento desde 2014: del 122,8% de 2019 al 125,7% actual, un incremento del 2,4%.

El envejecimiento de la población española alcanza máximos históricos, es una realidad imparable

Detrás de esas cifras se dan muchos fenómenos que afectan directamente a la vida personal y de las familias. Así, muchos de ellos podrán ser abuelos y abuelas. ¿De qué hablamos cuando decimos abuelidad? De un fenómeno socialmente positivo. Es una identidad como abuelo o abuela, una forma de ejercer un rol, una responsabilidad y una forma de vincularse con los nietos y con los hijos e hijas.

Cada familia define de un modo esa abuelidad. Depende de las variables y circunstancias como, por ejemplo, las particularidades del menor. Depende también de los abuelos/abuelas, de su estado de salud, valores y preferencias personales, competencias en la crianza, capacidad para empatizar y formas de educar… Influye también las características de los progenitores y lo que esperan de los abuelos y, lógicamente, los vínculos familiares.

Abuelidad es un fenómeno socialmente positivo, es una identidad

Se ha cuantificado a menudo el efecto positivo del cuidado de los abuelos en la economía familiar. Pero no se puede perder de vista que, además, la abuelidad es un fenómeno positivo para la sociedad en su conjunto, aunque una sociedad diversa y dinámica también presenta cambios en este modelo de relación. El rol del abuelo/a es muy diferente al de hace unas décadas y hay mayor diversidad a la hora de ejercerlo. Algunos son más comprometidos, más accesibles; otros prefieren vivirlo de una manera más puntual. Unos son más proactivos que otros. La longevidad que mencionaba también influye porque hoy esa abuelidad se alarga a menudo a los biznietos.

En cualquier caso, este Día de los Abuelos y Abuelas es la mejor ocasión para evidenciar que nunca debería ser un rol impuesto. No todas las personas de esta edad y que tienen nietos quieren ejercer ese rol. Debe ser libremente asumido porque no implica la responsabilidad de una maternidad/paternidad.

La abuelidad no debería ser un rol impuesto 

También hay que llamar la atención sobre que sería conveniente que la Administración velara por los derechos de los abuelos/as algunos de los cuales se pueden encontrar en riesgo. Es el caso de las medidas legales para favorecer las visitas a abuelos tras separaciones matrimoniales.

La abuelidad bien enfocada es una de las opciones vitales que permitiría que las personas que deseen implicarse en ello se sientan valiosas y útiles porque se involucran el futuro de sus nietos al educarles y socializar con ellos; transmiten sus valores; ayudan a sus hijos. Vivir la abuelidad y el envejecimiento en positivo permite adaptarse a los cambios sociales y estar motivados para estar socialmente más activos.

Por último, es preciso recordar que cuando los abuelos se encuentren con los nietos es absolutamente necesario respetar y cumplir las medidas de protección y prevención para la propagación del coronavirus. Más teniendo en cuenta que los niños pueden ser grandes transmisores asintomáticos del virus. Así, es necesario el uso de mascarillas cuando no se respeten la distancia mínima de seguridad y la higiene constante de manos.

Compartir