Inicio ASP La crisis del Covid-19 genera nuevos cuadros psiquiátricos en personas con enfermedad...

La crisis del Covid-19 genera nuevos cuadros psiquiátricos en personas con enfermedad mental

Covid-19 nuevos cuadros psiquiátricos

..Redacción.
El tratamiento, seguimiento y trabajo que se ha seguido hasta ahora con las personas con enfermedad mental ya no sirve. Tras la crisis del Covid-19, para proporcionar una asistencia sociosanitaria segura y de calidad, hacen falta nuevos protocolos. No se trata solo de pacientes nuevos, también de los que ya estaban diagnosticados. La crisis del Covid-19 ha generando nuevos cuadros de psiquiátricos de ansiedad, depresión y trastornos del estado de ánimo.

La explicación es muy sencilla para Paula Cuesta es psicóloga clínica y forense de la Asociación de Iniciativas Sociales (AISS). La gestión de la pandemia se ha centrado, casi en exclusiva, en el ámbito clínico del coronavirus, marcada por el confinamiento. Así se ha mermado las rutinas que necesitan estos pacientes para llevar una vida lo más normalizada posible, dentro del cuadro específico de cada enfermedad. A día de hoy, estos cuadros ya se están diagnosticando, son reales y ofrecen un conocimiento suficiente. Se puede ya llegar a conclusiones importantes que ayuden a tomar decisiones a futuro.

AISS subraya la necesidad de diagnosticar y protocolarizar la asistencia sociosanitaria a la realidad del Covid-19 y los nuevos cuadros psiquiátricos

Para Ana Villota (fundadora y directora de AISS) la nueva situación debe servir como guía para el establecimiento de nuevos planes de salud mental. Entiende que es urgente buscar soluciones distintas a las que se venían desarrollando con estas personas que viven en instituciones como los pisos tutelados. La clave es establecer un trabajo multidisciplinar que integre recursos sociales y sanitarios.

El tratamiento de las personas que viven en pisos tutelados se basa en la convivencia con otras personas adecuadamente pautada y controlada, dado que, por su enfermedad, tienen mayor dificultad para una socialización normalizada. La interrupción de actividades de ocio, hábitos saludables y tiempo libre que necesitan esparcimiento ha incrementado el aislamiento, tanto físico, como mental de estas personas. Y, por tanto, las consecuencias negativas que ello tiene para su evolución satisfactoria y su bienestar”, dice Villota.

Además, hace hincapié en que este tipo de instituciones son recursos psicosociales y no, recursos sanitarios. “Estas personas no son solo ‘residentes’, sino que son ‘pacientes’. Y es, desde esta perspectiva, desde la que tenemos que desarrollar nuevos planes de salud mental adecuados al mundo nuevo que ha resultado de la crisis de la pandemia. Solo así podremos garantizar el bienestar de estas personas que sufren determinadas enfermedades mentales”.

“Tenemos que desarrollar nuevos planes de salud mental adecuados al mundo nuevo que ha resultado de la crisis de la pandemia”

Así, tras la crisis del Covid-19, con los nuevos cuadros psiquiátricos, AISS ve imprescindible reforzar el trabajo multidisciplinar. El residente/paciente necesita una asistencia clínica, psiquiátrica, psicológica y social a un tiempo. El objetivo es construir las rutinas que necesitan, en las que se integre la monitorización de su salud física. Pero también tiene primar el orden y las actividades. Así se podrá conseguir que tengan un día a día normalizado, autónomo y con calidad.

Por último, AISS considera imprescindible establecer una relación coordinada de ‘ida y vuelta’. Es decir, por un lado, dotar a estos pisos de equipos médicos y técnicos específicos para enfrentar posibles rebrotes. Y, al mismo tiempo, ampliar la dotación de los recursos psicosociales de los centros de salud de cada zona, dada la importancia que tiene la Atención Primaria en el ámbito sanitario, como eje vertebrador del sistema de salud.

Noticias complementarias

Compartir