Inicio ASP Neumólogos recomiendan mantener la terapia con CPAP a pacientes con apnea del...

Neumólogos recomiendan mantener la terapia con CPAP a pacientes con apnea del sueño y Covid-19 que viven solos

Aquellos que convivan o tengan cuidador deberán suspender el tratamiento por riesgo de contagio

CPAP-covid-19

..Redacción.
Los pacientes que sufren apnea obstructiva del sueño (AOS) y se han infectado de Covid-19 pueden continuar su tratamiento de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) si viven solos. En caso de que tengan convivientes o algún cuidador, estos pacientes con Covid-19 deberán suspender la CPAP durante los catorce días de aislamiento.

Según varios neumólogos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) los pacientes con AOS que ya se benefician de la CPAP en sus domicilios y no tienen Covid-19 ni síntomas de sospecha deben continuar tratándose con la CPAP con normalidad. Estas son algunas de las recomendaciones que han publicado a partir de la evidencia científica y la mejor práctica clínica disponibles hasta la fecha.

El uso de la CPAP durante el Covid-19 conlleva mayor riesgo de contagio para los convivientes y/o el cuidador del paciente con apnea del sueño

Adherencia-apnea-sueñoEl uso de la CPAP durante el Covid-19 conlleva mayor riesgo de contagio para los convivientes y/o el cuidador del paciente con apnea del sueño. Así lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS). El riesgo está en la aerosolización de las partículas que se producen desde la válvula espiratoria de los mismos; en posibles fugas perimascarilla o por la boca, en el caso de las mascarillas nasales. Mientras que en el caso de las mascarillas oronasales la distancia de dispersión de las gotas es variable dependiendo del modelo y de si tiene sistema de fuga controlada.

La aerosolización del SARS-CoV-2 permanece en el aire 1,1 horas, por lo que se requiere un mayor periodo de aislamiento si se usan estos equipos. También hay que tener en cuenta que una exposición a mayor carga viral se asocia con el desarrollo de una forma más grave de Covid-19 y un peor pronóstico.

Dra. Mediano: “Esta evidencia científica es aún escasa. Por lo que estas recomendaciones estarán en constante revisión y son susceptibles de sufrir modificaciones”.

La pandemia del SARS-CoV-2 ha suscitado dudas acerca de la conveniencia o no del uso de la CPAP en pacientes de apnea obstructiva del sueño; qué medidas de seguridad se deben adoptar en su empleo, tanto los pacientes sin infección, como los casos sospechosos o confirmados, así como sus convivientes. De ahí la importancia de elaborar un documento de recomendaciones útiles tanto para pacientes, profesionales, cuidadores y empresas de TRD”, explica la Dra. Olga Mediano, coordinadora del Área de Apnea del Sueño de Separ. Sin embargo, la especialistas advierte de que “esta evidencia científica es aún escasa. Por lo que estas recomendaciones estarán en constante revisión y son susceptibles de sufrir modificaciones”.

Excepciones si no puede suspenderse la CPAP
Desde Separ explican que, en caso de no poder suspenderse el tratamiento de CPAP, el paciente debe seguir las medidas generales de aislamiento. Para ello, utilizará una habitación independiente, siempre que sea posible, intensificando la distancia de seguridad, la adecuada ventilación de la habitación y manteniendo la habitación cerrada en todo momento. Además, para realizar los cambios necesarios en el sistema de fungibles de los equipos de CPAP, el paciente deberá contactar con la empresa de TRD correspondiente.

biotecnológicasEn caso de no poder suspenderse el tratamiento de CPAP, el paciente debe seguir las medidas generales de aislamiento

Otra de las recomendaciones que hacen los neumólogos se refiere al uso de humidificadores. En caso de infección por Covid-19, piden evitar su uso hasta que finalice el aislamiento ya que puede aumentar la transmisión del virus. Sobre la limpieza del equipo, si el paciente no puede llevarla a cabo, la persona encargada debe hacerlo con doble guante y realizando un lavado exhaustivo de manos tras el proceso de limpieza. Tampoco se podrán compartir nunca los equipos de CPAP ni sus partes fungibles con otras personas.

Por último, el conviviente o cuidador en el domicilio de un paciente con CPAP, sospechoso o con Covid-19, debe seguir las recomendaciones generales de aislamiento. El cuidador no debe ser una persona de riesgo para la infección Covid-19, ya que la mayor exposición a carga viral también supone un riesgo de mayor gravedad de la enfermedad; debe extremar la distancia de seguridad, incrementar la ventilación de la habitación por la mañana y mantener la puerta de la habitación cerrada.

Noticias complementarias