Inicio ASP Marta Villanueva (IDIS): La sanidad privada vuelve a poner todo su potencial...

Marta Villanueva (IDIS): La sanidad privada vuelve a poner todo su potencial contra la segunda ola de Covid

Fundación-IDIS segunda ola

 ..Redacción.
Marta Villanueva
es la directora general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS). Desde su posición explica a iSanidad la aportación del sector del emprendimiento privado a la lucha contra el Covid en esta segunda ola. Todo el sector sigue investigando, produciendo soluciones diagnósticas y terapéuticas, ofreciendo servicios… Su apoyo está demostrando ser incondicional.

 ¿Cuál es el futuro del coronavirus en España?, a corto plazo y a largo plazo
El futuro del comportamiento del virus no lo conocemos, ya nos gustaría. Podemos decir cómo nuestro sector, el del sector sanitario privado, se ha preparado para ese futuro inmediato y para el largo plazo con el fin de poder atender la demanda. Y cuando digo sector sanitario de titularidad privada, no me estoy refiriendo únicamente al ámbito asistencial, sino a todas las compañías del sector pertenecientes al denominado emprendimiento privado en sanidad que desde sus ámbitos de trabajo respectivos han colaborado y siguen haciéndolo: investigando, produciendo soluciones diagnósticas y terapéuticas, ofreciendo servicios a sus clientes…. Me refiero en concreto a la industria farmacéutica, biotecnológica, tecnológica, compañías aseguradoras, hospitales y centros asistenciales: todos han emprendido estrategias dirigidas a dar respuesta a las necesidades que surgen cada día.

El emprendimiento privado en sanidad sigue investigando, produciendo soluciones diagnósticas y terapéuticas, ofreciendo servicios…

¿Qué hemos aprendido de la primera ola que se pueda aplicar desde hoy?
Hemos aprendido que todos somos necesarios. Todos. Que las cosas salen mejor cuando se trabaja en equipo; que la coordinación y la comunicación entre administraciones es básica. Y que es fundamental utilizar todos los recursos disponibles de una forma estratégica y solidaria en el control de la pandemia y en la monitorización y cuidado de los pacientes con otras patologías una vez que la enfermedad en su conjunto no admite esperas. Es muy importante para todo ello no solo la colaboración sino además aumentar la inversión en sanidad en la vertiente pública una vez que hacer más con menos respecto de nuestros vecinos en Europa es muy complicado.

De la primera ola hemos aprendido que es fundamental utilizar todos los recursos disponibles de una forma estratégica y solidaria

La segunda ola Covid está creciendo antes de lo esperado y muy rápido, ¿qué puede aportar la sanidad privada?
Ya en el mes de marzo, la sanidad privada puso a disposición del sistema sanitario todo su potencial para poder atender la demanda incesante, sobre todo en algunas zonas como Madrid y Barcelona. En unas zonas fueron más aprovechados los recursos de la sanidad de titularidad privada que en otras. En la segunda ola nuestro posicionamiento y responsabilidad nos induce a lo mismo, a aportar el máximo en el control de la pandemia siempre en beneficio de la población. La sanidad privada es parte del sistema, representa un 30% de la actividad y, por tanto, una vez más estará ahí. Por cierto, no debemos olvidar que, aunque la actualidad demanda hablar de la Covid-19, el resto de enfermedades continúan y hemos de hacerles frente para evitar que se incrementen las listas de espera, aumente la morbimortalidad y se genere una situación muy compleja especialmente en las personas más vulnerables como son los niños, los ancianos y las personas con procesos crónicos, fragilidad y vulnerabilidad.

“El resto de enfermedades continúan y hemos de hacerles frente para evitar que se incrementen las listas de espera”

¿Se están aprovechando “convenientemente” todos los recursos del sistema sanitario?
Lamentablemente, hoy no se están aprovechando todos los recursos que el sector sanitario privado puede aportar. Y me estoy refiriendo, por ejemplo, a las listas de espera en el sector público, que, si ya eran muy relevantes antes de la crisis, ahora han crecido estrepitosamente por la paralización de la actividad no Covid tal y como refleja el informe MoMo del Instituto de Salud Carlos III. Nuestro sector está en condiciones de absorber consultas, tratamientos, procedimientos diagnósticos, cirugías de pacientes que hoy están en listas de espera crecientes y, sin embargo, ese potencial no se está aprovechando. Al final quien sufre especialmente las consecuencias es el paciente y su entorno desgraciadamente.

Nuestro sector está en condiciones de absorber consultas, tratamientos, procedimientos diagnósticos, cirugías de pacientes que hoy están en listas de espera crecientes

Están los hospitales privados, pero también aseguradoras, laboratorios, las empresas tecnológicas, de servicios… ¿por qué parece tan difícil decir que la sanidad privada está siendo esencial en la crisis del Covid?
Bueno, quizá es un tema más ideológico que otra cosa. La realidad no se puede cambiar. Y esa realidad es que la contribución de todas estas empresas que menciona es imprescindible para el mantenimiento del sistema; yo creo que hoy nadie lo duda, aunque pueda reconocerse o no.

¿Alguien duda de que aportaciones de las entidades aseguradoras y asistenciales o las inversiones de las compañías farmacéuticas, biotecnológicas o tecnológicas son clave para ofrecer soluciones diagnósticas, preventivas y tratamientos?

¿O es que acaso alguien duda de que aportaciones de las entidades aseguradoras y asistenciales o las inversiones de las compañías farmacéuticas, biotecnológicas o tecnológicas son clave para ofrecer soluciones diagnósticas, preventivas y tratamientos? Pero tanto para la Covid como para cualquier otra enfermedad. Creo que la aportación de todas y cada una de ellas sí que ha sido y es reconocida por la población tal y como reflejan los resultados de la encuesta elaborada por Sigma Dos entre la población y que presentamos recientemente.

Compartir