Inicio ASP El Covid y la epidemia de los dientes rotos

El Covid y la epidemia de los dientes rotos

Bruxismo

..Redacción.
He visto más fracturas de dientes en las últimas seis semanas que en los últimos seis años”. Son palabras de la odontóloga Tammy Chen en The New York Times sobre su trabajo. Esta odontóloga norteamericana explicaba que las causas son dos. Por un lado, está la mala postura. El teletrabajo implica, en numerosas ocasiones, una mala postura. Al echar la cabeza hacia delante los nervios del cuello y de los hombros pueden acabar produciendo dolor en una o ambas articulaciones temporomandibulares. Al llegar la noche este dolor puede traducirse en un rechinamiento de los dientes y su consiguiente rotura. Por otro lado, los trastornos del sueño de la pandemia están llevando a un estrés personal. Cuando llega la noche y el cuerpo se suelta, los dientes pueden apretarse. En ambos casos la rotura no es extraña.

La rotura o el desgaste de los dientes son síntomas del bruxismo

La rotura o el desgaste de los dientes son síntomas del bruxismo (apretamiento y rechinamiento involuntario de los dientes). Chen recuerda que los dientes no deben tocarse excepto cuando se está masticando. Los protectores bucales y la relajación del mentón son una de las soluciones más sencillas. Sin embargo, el bruxismo puede producir no solo dolor de mandíbula, sino, además, cefaleas, dolor de oídos, dorsalgias, mareos o vértigos.

Tratamiento preventivo del bruxismo
El Consejo General de Dentistas
 propone varias opciones para el tratamiento del bruxismo. El primero es el uso de fármacos antiinflamatorios que ayuden a disminuir la inflamación y las propias molestias de esta patología. En segundo lugar, están las férulas de descarga que tienen como objetivo relajar los músculos de manera progresiva y protegen los dientes del desgaste.

El Consejo General de Dentistas propone varias opciones para el tratamiento del bruxismo

Los tratamientos fisioterapéuticos orientados a proteger y recuperar la función de las estructuras móviles con movimientos son también recomendados por el Consejo. Por último, está la corrección postural y los hábitos alimenticios adecuados como medidas a largo plazo para evitar esta disfunción.

Noticias complementarias

Compartir