Inicio ASP Sanidad no recomienda hacer test de antígenos previo a cirugía a pacientes...

Sanidad no recomienda hacer test de antígenos previo a cirugía a pacientes asintomáticos sin sospecha de infección

El ministerio lo explica así en un documento con recomendaciones para la programación de cirugías durante la pandemia de Covid-19

Antígenos-cirugía

..Cristina Cebrián.
Con el objetivo de elaborar protocolos locales para la realización de la actividad quirúrgica electiva o programada en un hospital, en el marco de la pandemia por Covid-19, el Ministerio de Sanidad ha actualizado el documento Recomendaciones para la programación de cirugía en condiciones de seguridad durante la pandemia Covid-19. En esta actualización se refieren a la realización de test de antígenos en el despistaje de pacientes asintomáticos sin sospecha de infección.

En concreto, explican que con la evidencia actual, “no se puede recomendar el uso de prueba de antígeno en el despistaje de pacientes asintomáticos sin sospecha de infección previo a la cirugía electiva”. Sin embargo, sí indican la posibilidad de que los test de antígenos resulten útiles para el diagnóstico de pacientes con síntomas compatibles de menos de cinco días de evolución.

Tampoco aconsejan la detección de anticuerpos específicos para el despistaje de pacientes con infección asintomática o presintomáticos. “La determinación de la Ig G puede ser útil para identificar a los pacientes con infección pasada”

Antígenos-cirugíaAsimismo, los autores del documento tampoco aconsejan la detección de anticuerpos específicos para el despistaje de pacientes con infección asintomática o presintomáticos. “La determinación de la Ig G puede ser útil para identificar a los pacientes con infección pasada”, detallan.

En cuanto a la realización de una PCR en las 72 horas previas a la cirugía, estará condicionada por la situación epidemiológica local. De modo que, si hay necesidad de hacer una PCR, “se recomienda hacer la prueba lo más cerca posible de la cirugía, en las 72 horas previas, y adoptar medidas para evitar infecciones posteriores en el paciente”.

Cómo actuar en situaciones de infección pasada
Cuando el paciente que va a someterse a una cirugía ha tenido una infección por Covid-19 los autores de la publicación explican qué casos corresponden a una infección pasada. Así, se considera un paciente con infección pasada a los asintomáticos con serología Ig G positiva. También a los pacientes que han tenido episodio activo con PCR + hace más de 10 días (21 en pacientes críticos) y están asintomáticos desde al menos 3 días.

Los autores aconsejan, en la medida de lo posible, retrasar la cirugía hasta cuatro semanas desde el inicio de los síntomas

Mientras que, en pacientes con infección resuelta documentada en los últimos tres meses con los dos criterios previos y en ausencia de síntomas o datos de alarma en el cuestionario clínico epidemiológico, no será necesario realizar la PCR. En cualquier caso, los autores aconsejan, en la medida de lo posible, retrasar la cirugía hasta cuatro semanas desde el inicio de los síntomas.

Por último, cuando haya una limitación en la disponibilidad de diagnósticos microbiológicos, en caso de estar indicada, se recomienda la realización de la PCR preferentemente a los pacientes y cirugías de alto riesgo.

Gestión de los aislamientos por Covid-19
Otra de las actualizaciones que incluye el documento se refiere a la gestión de los aislamientos por Covid-19. De modo que, para abordar la detección y nuevos aislamientos, recomiendan que, cada día durante el ingreso en planta y antes del pase de visita, se realice una detección de síntomas de Covid-19.

Deberá comunicarse la nueva sospecha de infección a los profesionales que hayan estado en contacto sin la protección adecuada

Y, si el paciente presenta algún síntoma de infección por SARS-CoV-2, habrá que notificarlo al servicio de Medicina Preventiva/Enfermedades Infecciosas o Comité Multidisciplinar del hospital. Estos realizarán una valoración clínica, radiológica y/o prueba diagnóstica si se considera oportuno. Mientras esperan los resultados de las pruebas, se recomienda aplicar aislamiento como “caso sospechoso”.

Además, deberá comunicarse la nueva sospecha a los profesionales que hayan estado en contacto sin la protección adecuada. Con el fin de que tomen las medidas de protección adecuadas. Si finalmente resulta positivo, habrá que comunicarlo a Medicina Preventiva/ Prevención de Riesgos Laborales para el oportuno estudio de contactos.

Por último, se aconseja la reevaluación continua del aislamiento por Covid-19 con el fin de su retirada en aquellos pacientes que cumplan las condiciones. De manera que se evite que el circuito Covid-19 ocupe todos los recursos necesarios para mantener el desarrollo de la actividad quirúrgica electiva.

Noticias complementarias