Inicio ASP Llisterri quiere quitar poder de decisión a la Junta Electoral

Llisterri quiere quitar poder de decisión a la Junta Electoral

Compartir

Alfonso González
La Junta Directiva Nacional de SEMERGEN, con el Presidente José Luis Llisterri a la cabeza, ha mostrado su desacuerdo con la forma con la que la candidatura de la Dra. Valdés está llevado el asunto de las elecciones en Madrid por culpa de una mala interpretación de los estatutos de la Junta Electoral. Anunció que habrá elecciones en los próximos meses porque la Dra. González Béjar retirará la denuncia que ha puesto contra la sociedad y avisó que esta situación no es un cisma porque podemos “extirpar el callo del dedo” y “tenemos capacidad para neutralizar lo que está sucediendo”. 

Para el Dr. Llisterri el proceso electoral de Madrid tuvo dos tipos de errores, unos menos graves y otros más graves.

Errores menos graves:

  • Retrasar el proceso unos meses
  • Ciertos problemas en la formación de la Junta Electoral

La Dra. Valdés ya confirmó que no quería realizar unas elecciones en pleno verano porque no tenía sentido, a la vez que sale a la luz que en muchas comunidades SEMERGEN tiene parados los procesos desde hace incluso más de 10 años, y en la propia Valencia de Llisterri llevan un retraso mucho mayor que en Madrid. El Dr. Llisterri no detalló qué problemas había tenido la formación de la Junta Electoral, y el propio secretario se defiende y afirma que fue constituida según los estatutos.

Errores más graves

  • Aceptar la candidatura de Carmen Valdés
  • Rechazar la de Milagros González Béjar

Ambas decisiones fueron interpretados por la Junta Electoral con ayuda jurídica. El propio Presidente Llisterri ha afirmado que la Junta Directiva Nacional, en consonancia con las resoluciones del Consejo de Gobierno, tomó la decisión de suspender el proceso electoral completo porque no se iban a celebrar las elecciones que era su mayor interés, que según su propio criterio es lo más conveniente. El hecho de que la Junta Electoral acudiera a un abogado para interpretar un punto de los estatutos en lugar de a ellos mismos es suficiente para anular todo el proceso electoral y entregarle SEMERGEN Madrid a una Junta Gestora que tiene el mandato de celebrar unas elecciones ya con nuevos estatutos.

Decisiones arbitrarias en Madrid
A pesar de las constantes acusaciones vertidas sobre la Junta Directiva Nacional, el propio Llisterri afirma que la mala redacción de los estatutos actuales, realizados por Julio Zarco, antiguo presidente de SEMERGEN, es lo que ha llevado a estos “vacíos” legales y están ocurriendo situaciones que no se contemplan. Tanto para él como para el resto de la Junta Directiva Nacional, es necesario cambiar los estatutos para que, antes de acudir a los tribunales, se pueda apelar internamente a la propia Junta Directiva Nacional o al Consejo de Gobierno, aunque esto suponga limitar la “soberanía” de la Junta Electoral. Para Llisterri la Junta Directiva Nacional es quien tiene que velar ante una denuncia grave o la solicitud de amparo de una candidatura. De momento no es lo que dicen los estatutos.

Para el Dr. Armando Santos la Junta Directiva Nacional ha tenido que actuar y anular el proceso electoral de Madrid porque no estaba de acuerdo con las decisiones de la Junta Electoral.

El Dr. Llisterri afirma que el problema nace de la falta de conocimiento de los estatutos por parte del secretario de la Junta Electoral de Madrid que lleva solo unos meses en la sociedad y al referirse al Dr. Aquilino el Dr. Llisterri  dice que “no se puede ir de listo por la vida”. La afirmación no es exacta porque los estatutos indican que el secretario tiene que ser el socio que menos tiempo lleve en la sociedad.

“Hemos privado a la candidatura de Valdés ser presidenta de SEMERGEN Madrid”
Las duras palabras textuales del Dr. Isidoro Rivera, evidencian los intereses de la Junta Directiva Nacional, aunque luego apostilló “pero no la hemos privado de serlo en los próximos meses”, y es que las posiciones están muy lejos de poder solucionarse.

El propio Llisterri hizo hincapié en que solo Julio Zarco (al que no quiso mencionar expresamente), ex-Presidente de SEMERGEN, podía mediar en este conflicto surgido durante su primer año de mandato.