Inicio ASP La radioterapia, después de la cirugía, es la mejor alternativa en pacientes...

La radioterapia, después de la cirugía, es la mejor alternativa en pacientes con tumores precoces

Compartir

Actualmente, el cáncer de pulmón tiene una incidencia de 20.000 nuevos diagnósticos al año. La diferencia de diagnóstico entre géneros es reseñable ya que supone el 18% de los casos de cáncer en varones y tan sólo el 3% en las mujeres. De todos ellos, entre un 70 y un 80% de los pacientes con cáncer de pulmón recibirá tratamiento radioterápico en algún momento de su enfermedad. Por eso, y con motivo del Día Mundial de Cáncer de Pulmón, la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) quiere sumarse a esta jornada de reivindicación y reconocimiento. 

Como en muchas ocasiones, la prevención, los hábitos saludables y el diagnóstico precoz son fundamentales para el desarrollo de la enfermedad. Un diagnóstico a tiempo permite que el tratamiento sea más eficaz y rápido, llegando a alcanzar una supervivencia superior al 50%. En el caso de España, la tasa de supervivencia es superior a la media europea, acercándose a las cifras de países referentes como Francia o Alemania.

El cáncer de pulmón en España
Durante mucho tiempo la visión pública de esta enfermedad ha sido negativa, debido por un lado a los bajos índices de supervivencia y por otro, porque ha estado asociada a malos hábitos y estilo de vida poco saludables. Por todos es conocido que la adicción al tabaco es un elemento perjudicial para la salud y enormemente influyente en el desarrollo de este tipo de cáncer, de hecho, el doctor Antonio Gómez Caamaño, coordinador del Grupo de Pulmón de la SEOR, asegura que “un fumador tiene 20 veces más probabilidad de padecer un cáncer de pulmón que un no fumador”.

Debido a cuestiones sociológicas, hasta hace unos años, fumar era un hábito asociado más a hombres que a mujeres, por eso, entre otras cosas, el cáncer de pulmón tiene mayor incidencia en los primeros. España registra una de las tasas de incidencia más altas del mundo en el sexo masculino, solamente superada por algunos países de Europa del Este y Norteamérica. El especialista asegura que “el hecho de que la mujer haya empezado a fumar más tarde y de que lo haya hecho de manera tan continuada está generando un aumento de la incidencia de mujeres enfermas, llegando a igualar o a superar a la del hombre”. Los años 90 fue el punto de inflexión a partir del cual las mujeres comenzaron a padecer más habitualmente este cáncer. 

Tanto en España como en el resto del mundo, el de pulmón es el tipo de tumor que de manera más rápida ha aumentado entre el género femenino; se estima que el incremento es del 2’4% anual.  Sin embargo, el Dr. Gómez Caamaño defiende que, en los últimos años: “la tendencia al tabaquismo ha disminuido mucho, favoreciendo los resultados de los tratamientos y de los diagnósticos” 

La radioterapia en el cáncer de pulmón
La radioterapia es una de las principales modalidades de tratamiento del cáncer de pulmón en sus dos formas histológicas: microcítico y no microcítico. Tal y como explica el Dr. Gómez Caamaño: “se  considera que la radioterapia, después de la cirugía, es la mejor alternativa en pacientes con tumores precoces”. La radioterapia en combinación con la quimioterapia constituye el tratamiento de elección en los estadios III localmente avanzados. En el caso de cáncer de pulmón microcítico, la radioterapia torácica asociada a quimioterapia en los pacientes con enfermedad limitada “aumenta el control local y la supervivencia global respecto a la quimioterapia exclusiva”, afirma el experto. 

Además, añade el doctor,  “se ha visto favorecido por múltiples avances que afectan tanto al diagnostico como al tratamiento de esta neoplasia. La Oncología Radioterápica no ha permanecido ajena a estos cambios, gracias al desarrollo tecnológico se han implementado nuevas técnicas de irradiación como la radioterapia de intensidad modulada y la radioterapia esterotáxica extracraneal (técnica ablativa, guiada por imagen y adaptada a la respiración) que han permitido, al mejorar la precisión de los tratamientos, aumentar  la dosis al tumor, disminuyendo la dosis a los tejidos sanos de alrededor, siendo así más eficaz y menos tóxica”.
Además, en estudios recientes realizados en pacientes con estadios iniciales de cáncer de pulmón no operables, la radioterapia esteroatáxica extracraneal ha demostrado ser una alternativa eficaz a la cirugía ya que “permite el control del tumor en más de un 90% de los pacientes a 3 años, incluso hay estudios en marcha que están evaluando la eficacia de estos tratamientos en pacientes operables”, manifiesta el especialista.

A pesar de los avances y los resultados alentadores, el Dr. Gómez Caamaño considera que para seguir en esta línea resulta esencial un esfuerzo notable en mentalización, formación y financiación en investigación. “A pesar de ser un reto muy grande, esta tendencia ha de convertirse en una prioridad para los próximos años. El futuro de nuestra especialidad y de su posicionamiento en el manejo multidisciplinario del cáncer dependen de ello”. Además, el doctor incide en que “es imprescindible el trabajo coordinado de los equipos multidisciplinares como neumólogos, cirujanos torácicos, oncólogos radioterápicos y médicos, patólogos y radiólogos, con el objetivo de mejorar el cuidado del paciente con cáncer de pulmón”.

Con motivo de este Día Mundial de Cáncer Pulmón, desde la SEOR recomiendan llevar una vida sana, no fumar y mantener una dieta adecuada, así como evitar los excesos y moderar el consumo de bebidas alcohólicas.