Inicio Sociedades La tecnología mejora la eficiencia de los sistemas de salud y crea...

La tecnología mejora la eficiencia de los sistemas de salud y crea puestos de trabajo

Compartir

“La tecnología sanitaria mejora la eficiencia de los sistemas de salud, contribuye a que los procesos sean más intuitivos y los diagnósticos más precisos, creando puestos de trabajo de calidad. Por ello, en una situación económica como la que estamos viviendo, este sector debe verse como un sector dinamizador y no como un problema, sino como una solución”, afirma Jesús Lucinio Manzanares Pedroche, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC). “En este sentido, se trata de un ámbito que requiere de profesionales con una formación continua y una cualificación profesional cada vez más especializada, específica y rigurosa”, añade.

Así ha quedado patente durante la jornada formativa “La tecnología en el cuidado de la salud. ¿Problema o solución?”, organizada por la SEEIC en colaboración con la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), e inaugurada por la viceconsejera de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Belén Prado Sanjurjo. Durante dicha inauguración Prado ha señalado: “el excelente sistema sanitario español no sería lo que es sin la aplicación de la tecnología sanitaria. Pero debemos tener en cuenta que los beneficios que esta aportan se ven anulados cuando se incorporan tecnologías innecesarias, incompatibles entre ellas o no probadas, por lo que la ordenación y evaluación continua de las tecnologías y procedimientos sanitarios es una estrategia esencial para contribuir a la eficiencia, mantenimiento y mejora de la calidad de la asistencia”.

El objetivo de la jornada ha sido dar una visión actual de la creciente implantación de las nuevas tecnologías en este ámbito desde los distintos puntos de vista de los agentes implicados: gestores, personal sanitario, técnicos, empresas y administraciones reguladoras.

“El sector de la tecnología sanitaria se encuentra en un momento difícil por los recortes presupuestarios, lo que ha provocado la fusión de empresas y la desaparición de otras”, ha puesto de manifiesto Margarita Alfonsel Jaén, secretaria general de Fenin. Por eso, en su opinión, “el sector, a través de la innovación, está buscando soluciones que permitan incrementar la eficiencia del sistema sanitario, colaborando así en su sostenibilidad”.

Como consecuencia de los recortes y según denuncia Fenin, la incorporación de las nuevas tecnologías ha sufrido un frenazo, especialmente en las tecnologías y sistemas de información clínica. “Este frenazo ha llevado a la obsolescencia del parque tecnológico sanitario en España por la falta de renovación de los equipos y poniendo en algunos momentos en riesgo no solo al paciente sino también a los profesionales sanitarios”, señala la secretaria general de esta entidad.

Sin embargo, “tan importante es una adecuada renovación de la tecnología electromédica como lo es un correcto mantenimiento de la misma por profesionales cualificados para tal fin”, tal y como pone de relieve Jesús Manzanares, presidente de la SEEIC. Actualmente, pese a que se están produciendo avances a nivel normativo, como por ejemplo la designación del software médico como elemento “normal” en los productos sanitarios activos no implantables, aún quedan retos que alcanzar en este sentido.

“La entidad que realiza el mantenimiento sigue siendo un elemento no contemplado en la reglamentación y que depende, a veces del fabricante, y otras del gestor hospitalario”, explica Xavier Canals Riera, vicepresidente de la SEEIC, quien también resalta el cambio legislativo que se producirá en 2017 de las actuales directivas a los reglamentos de productos sanitarios y con el que se pretende, entre otros aspectos, evitar divergencias en las legislaciones nacionales europeas. “Hasta ahora, las directivas europeas requerían de una transposición a la legislación nacional, sin embargo, a partir de ahora, los reglamentos se aplicarán directamente en toda Europa”.

Valor para los pacientes
Los avances tecnológicos han llevado a grandes progresos en la atención sanitaria del siglo XX. Pero, en la actualidad, “para obtener su máximo beneficio deben ir acompañados de cambios profundos en la sanidad”, asegura, por su parte, el Dr. Julio Mayol, director de la Unidad de Innovación y jefe clínico de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

En este sentido, ha recordado que “queda pendiente pasar de un sistema basado en actividad a otro basado en valor para los pacientes”. Por ejemplo, en el Instituto de Investigación Sanitaria San Carlos de Madrid se están produciendo soluciones móviles que permiten acercar el conocimiento a los ciudadanos, tal y como destaca este experto sanitario.

Dado que la tecnología avanza mucho más rápido que la capacidad de los sistemas para adaptarse a los cambios y maximizar el beneficio, en opinión de Mayol “es preciso iniciar la tercera revolución sanitaria, para lo cual es necesario explotar el conocimiento y alcanzar un sistema sanitario que aporte el máximo valor a los ciudadanos”.

Compartir