Inicio ASP Según SEDISA el perfil de los directivos de salud depende un 71%...

Según SEDISA el perfil de los directivos de salud depende un 71% de su afinidad política

Compartir

Un informe coordinado por el Dr. Mariano Guerrero, Secretario de la Junta Directiva de SEDISA, sobre los directivos de la Salud afirma que es “habitual la preocupación por la profesionalización de los gestores sanitarios y su papel en la gestión de las organizaciones sanitarias”. Por otro lado también afirma que “ha sido la crisis económica actual la que ha acentuado el interés por conocer el perfil de los gestores”. El informe trata de saber quién dirige los hospitales y demás instituciones sanitarias, tanto públicas como privadas en el entorno nacional, así como su formación y sus específicas competencias.

Los autores afirman que, teniendo en cuenta que hay “una gran parte de titularidad y gestión pública”, y por tanto “los perfiles de los directivos han de ser coincidentes a las características de los gestores de lo público”, de manera que “no basta con que sean buenos técnicos, ejecutores o gestores”, sino “que requiere además, según Martin Rhonheimer, la virtud del actuar institucional: la eticidad de los medios, de las configuraciones institucionales, de los procedimientos corporativos y sistemas de dirección y leyes que, en sí mismas, induzcan comportamientos éticos sociales, pero han de tener ante todo una formación adecuada para ejercer con eficiencia sus funciones encomendadas”.

Entre otras conclusiones el informe determina “la excesiva dependencia de los directivos sanitarios de los ciclos políticos”, así como que “no hay formación cualificada para directivos sanitarios en materia de habilidades y se plantea la necesidad de poner en marcha un plan de carrera profesional para directivos, bien por la vía curricular o de la acreditación profesional”, y establece tres apartados de formación necesaria: “conocimientos, habilidades y actitudes”.

Para SEDISA las habilidades necesarias para los gestores sanitarios deben ser

  1. Además de los conocimientos en gestión económica y financiera, se precisan habilidades en comunicación y mejora del liderazgo.
  2. Es necesaria la capacitación profesional y la formación continuada.
  3. Refuerzo de la creatividad y de la innovación en el sector sanitario.
  4. Adaptación al cambio, visión de futuro y habilidades emocionales.
  5. Saber liderar equipos humanos y proyectos de gestión.
  6. Confianza personal y en las relaciones.
  7. Anticipación y visión de futuro.
  8. Trabajo eficaz en situaciones complejas, capacidad de síntesis y la inducción a comportamientos ganadores.
  9. Capacidad de negociación y una amplia resistencia al estrés.
  10. Gestor de la emociones

Las diferencias con la realidad, según una encuesta realizada para el informe, son tan grandes como que la principal conclusión es que la elección de los directivos sanitarios depende de su experiencia gerencial (46%), su formación (29%), su afinidad política (71%), su experiencia clínica (11%) u otros rasgos (20%)
..Lola Granada