No se pierda

10 Hospitales del mundo decorados para niños

10 de agosto, 2015
Tomografo decorado niños

Hay niños enfermos que se pasan largas temporadas en el hospital, convirtiéndose las cuatro paredes de la habitación en su segunda casa durante un tiempo. Para ellos salir de la habitación y poder andar por los pasillos fríos y tristes de los hospitales ya es un motivo de alegría, y es que abandonar momentáneamente ese “hábitat” tan reducido es como un soplo de aire fresco para ellos.

Si a los adultos los hospitales ya les causa respeto y pueden ser lugares intimidadores para ellos, en los niños estas sensaciones se multiplican sobremanera, y es que los largos pasillos, las paredes blancas o el ruido de las camillas son “invitados” que ayudan poco a hacer agradable la estancia. El trato y la humanidad de los profesionales sanitarios minimiza y de qué manera esas sensaciones, pero si además se puede crear zonas dedicadas a los niños se ayuda a cambiar ese efecto de frialdad y desapacible que tienen el interior de muchos hospitales.

Por eso, en diferentes hospitales del mundo se están habilitando espacios que estaban obsoletos y sin darle un uso para que decorados con colores alegres y cálidos puedan jugar y hacer que la estancia en el hospital sea una experiencia menos triste y traumática para ellos y para sus padres.

En Estados Unidos se encuentran los mejores ejemplos de hospitales que han sabido combinar el espacio y la decoración en provecho del bienestar de los niños. El Texas Children Hospital ya desde su hall de entrada da la bienvenida con colores vivos en paredes y una disposición del habitáculo con escaleras y columnas más propia de un gran centro comercial. En Orlando se encuentra el Hospital for Children, creado por Disney y en el que los niños pueden saltar sobre los escalones musicales para crear melodías de El Libro de la Selva o bailar con personajes de La Sirenita.

En Nevada, el Children’s Healing Garden presenta un parque exterior con columpios, mesas, sillas, figuras de animales, pequeños toboganes y soportales de colores que envuelven de magia todo ese espacio. En Ohio, la decoración del Nationwide Children’s Hospital es una constante alusión a la fauna y flora de los bosques norteamericanos, en el que destacan los grandes árboles que hacen de lámparas y columnas y sus ardillas. Pero especialmente llamativo es el Hospital de Niños de Sanford en Dakota del Sur, y es que su fachada blanca con torres azules y ventanales recuerda a un castillo de princesas y caballeros, resultando difícil creer que tras sus paredes haya un hospital.

En el Royal Children Hospital de Melbourne, Australia, el mar y su color azul en distintas tonalidades está presente desde su entrada, y es que un acuario de corales azules preside la recepción del centro acompañado de sofás del mismo tono y lámparas colgantes del techo que simulan peces globo.

En Europa destaca el The Royal London Hospital Children. Cualquier adjetivo que se intente emplear para describir como se ha decorado este recinto para los niños se queda corto, las sillas y televisiones gigantescas que reproducen los movimientos de los niños de manera interactiva, figuras geométricas y animales gigantes como tigres y búhos hacen de este lugar un sitio onírico.

También en la capital británica el Evelina Children´s Hospital es un referente en decoración y espacios habilitados para niños, destacando además como en ocasiones se pueden ver a operadores de limpieza de cristales en la fachada disfrazados de Spiderman. En Suecia, el Queen Silvia Children’s Hospital de Göteborg, con algunas de sus habitaciones decoradas con alusiones a la selva y a la jungla y a los animales que la habitan, como los tigres y las cebras.

En España, el Hospital Universitario La Paz de Madrid inauguró en junio del año pasado un espacio de ocio al aire libre en su azotea que estaba en desuso. El Jardín de mi hospi, que así se llama, tiene 700 metros cuadrados repleto de figuras infantiles, árboles, setas gigantes, gusanos, caracoles, bancos, varias zonas de juego y un camino serpenteante que recorre toda la azotea para que los niños puedan desplazarse por ella sin dificultad y pasen junto a su familia el mejor rato posible.
..Emilio Ramírez