Inicio ASP El tratamiento de la diabetes con bomba de insulina disminuye hasta cuatro...

El tratamiento de la diabetes con bomba de insulina disminuye hasta cuatro veces el riesgo de sufrir hipoglucemias

El pasado 19 de julio, Sierra Sandison, una joven modelo norteamericana de 20 años que padece diabetes  mellitus tipo 1, se proclamaba Miss Idaho ganando a otras 19 modelos. Sin embargo por lo que se convertía famosa era porque desfiló en el escenario en traje de baño junto a la bomba de insulina en su cuerpo que le ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre.

El tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1 con bombas de insulina puede disminuir hasta cuatro veces el riesgo de sufrir hipoglucemias, según explica la doctora Beatriz García Cuartero, pediatra especialista en Endocrinología Infantil y responsable de la Unidad de Diabetes Infantil del centro médico d-médical de Madrid.

La bomba de insulina es un dispositivo del tamaño de un móvil que infunde la insulina debajo de la piel de forma continua, simulando lo que hace el páncreas de una persona sana. Esta herramienta que ha supuesto un avance se compara con la administración de múltiples dosis de insulina, ya que “mejora la hemoglobina glicosada en torno al 0,6% y disminuye el número de inyecciones al día”, explica la doctora.

Aplicada a los niños les permite que puedan pasar “de administrar insulina mediante 3-5 inyecciones al día a cambiar el equipo de infusión cada 3 días”, indica esta experta, que además destaca la flexibilidad e independencia que ofrece el tratamiento al permitir alcanzar unos niveles metabólicos más estables.

Alimentación saludable y práctica de ejercicio para controlar la diabetes
Un mejor control de la diabetes implica que los niños tengan mayor libertad de horarios para realizar actividades cotidianas como dormir, comer, salir con los amigos, etc… lo que supone una mejora en la calidad de vida. Al igual que en el caso de los adultos con diabetes, los expertos recomiendan seguir una alimentación saludable basada en una dieta moderada en proteínas, relativamente baja en grasas y rica en hidratos de carbono; controlando en este caso las etiquetas de estos alimentos, ya que estos pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre.

Los niños con diabetes deben practicar ejercicio, y es que que ayuda a liberar tensiones, mejora la coordinación y ayuda al cuerpo a utilizar la insulina. “La educación diabetológica continua a padres, pacientes y profesores por un equipo de profesionales formados en esta terapia, es la clave para un control adecuado de la enfermedad, evitando así las complicaciones de la misma”, concluye la doctora.
..Emilio Ramirez