Inicio ASP Una de cada dos personas nacidas hoy tendrá cáncer

Una de cada dos personas nacidas hoy tendrá cáncer

Compartir

En Oncología, los avances de las últimas décadas han supuesto un cambio radical no sólo en la percepción del cáncer, sino en las posibilidades reales de supervivencia y la tasa de curación. Según las últimas estimaciones, la incidencia del cáncer en España en el año 2015 será de 227.076 casos nuevos, lo que supone un incremento respecto a años anteriores. Como afirma la Dra. Pilar Garrido: presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM): “como Sociedad Científica comprometida con la población y con nuestros pacientes uno de nuestros mayores retos es contribuir a modificar hábitos de vida, sobre todo el tabaco y la obesidad, que tanta influencia tienen en el cáncer”.

Afortunadamente, a pesar del aumento del número de pacientes diagnosticados de cáncer, la mortalidad está disminuyendo en la mayoría de tumores. Esto es debido a avances en el tratamiento, pero también a las medidas de prevención y diagnóstico precoz. Sin embargo, hay que alertar sobre el aumento de mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres consecuencia de su incorporación más tardía al hábito tabáquico y recordar que el cáncer de pulmón sigue siendo el de mayor incidencia y mortalidad en el mundo.

En España, el tumor más frecuente en hombres es el cáncer de próstata y en mujeres el de mama, mientras que si consideramos conjuntamente ambos sexos el más frecuente es el colorrectal (15%); el que produce una más alta mortalidad es el cáncer de pulmón (20,6%), y el que tiene una prevalencia a 5 años más alta es el cáncer de mama (17,9%).

Se estima –declara la Dra. Garrido- que una de cada dos personas nacidas hoy será diagnosticada de cáncer a lo largo de su vida pero gracias a los avances en cribado, diagnóstico precoz y a la mejora de los tratamientos, esperamos que la mortalidad siga disminuyendo. Por ello quiero resaltar que en 2015 se van a evitar 325.000 muertes por cáncer en Europa”. Gracias a los avances científicos y técnicos como la medicina de precisión, las nuevas estrategias de prevención, las mejoras en los tratamientos y en el manejo de los efectos adversos, esperamos que en los próximos 20 años se produzcan más cambios en la atención oncológica que en los últimos 50 años. “Estoy convencida de que estos avances superarán con creces todo lo conseguido hasta ahora. Sin duda vivimos un tiempo de profunda transformación y de extraordinarias oportunidades en la conquista del cáncer. Pero para que esto llegue verdaderamente a cada uno de nuestros pacientes, necesitamos equidad, planificación a medio-largo plazo y compromiso político”, asegura la Dra. Pilar Garrido.

Equidad y calidad Uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el abordaje del cáncer en nuestro país es la convivencia de decisiones sanitarias centrales y financiación descentralizada. En este sentido la presidenta de SEOM destaca: “sabemos que hay diferencias, fundamentalmente relacionadas con el acceso a fármacos o a estrategias de prevención y cribado según Comunidades Autónomas y/o centros sanitarios, dibujando un mapa de inequidad que nos preocupa. El incremento del gasto sanitario público por encima del crecimiento de la economía, la caída de los ingresos y el aumento de las expectativas de vida de los ciudadanos, han generado una presión en la gestión sanitaria y clínica como no se había vivido nunca. Todos somos conscientes del delicado momento económico y social que vivimos y de la importancia de velar por la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud pero hay que racionalizar, no racionar. En SEOM insistimos en defender que cualquier medida orientada a control de gasto debe garantizar la equidad en el acceso en las condiciones aprobadas por el SNS”.

Es necesario impulsar procedimientos eficientes para la adecuación en el uso de los recursos existentes “Hasta ahora–prosigue la Dra. Garrido- las medidas de racionalización se han focalizado en el gasto público en medicamentos, pero existen otras áreas de mejora y bolsas de ineficiencia que deberían ser analizadas. Es importante trabajar en calidad asistencial, definir indicadores y medir los resultados en salud porque la variabilidad genera ineficiencia y facilita la inequidad. En SEOM llevamos tiempo trabajando en ello”.

Asistimos al desarrollo de la medicina personalizada basada en el conocimiento más profundo de las bases genéticas y los aspectos clínicos de las enfermedades, y sobre todo, de la terapéutica a aplicar. “Desde SEOM – añade la Dra. Pilar Garrido- se promueve la formación continuada y la excelencia de los oncólogos médicos. En este sentido, se ha desarrollado un programa de acreditación SEOM para profesionales médicos que trabajan en Unidades Clínicas de Cáncer Familiar o Consejo Genético en Cáncer. El oncólogo médico, por sus profundos conocimientos en las bases moleculares, los aspectos clínicos y terapéuticos del cáncer, ejerce una labor esencial en la coordinación del abordaje integral de los individuos con un síndrome hereditario de cáncer y reúne las capacidades para realizar esta labor clínica a nivel hospitalario con otros especialistas”.