Inicio ASP Año 2015, ¿será realmente el año de la tecnología sanitaria en Estados...

Año 2015, ¿será realmente el año de la tecnología sanitaria en Estados Unidos?

Compartir

Apenas 40 días de año nuevo, y el 2015 ya comienza a ser declarado por algunos como el año de la tecnología sanitaria. En el séptimo discurso que el presidente Barack Obama dio sobre el estado de la Unión el pasado 20 de enero, apoyó esta calificación de que el presente año es el de la tecnología sanitaria con el anuncio de la creación de la Iniciativa de Medicina de Precisión, un proyecto que pretende utilizar la tecnología sanitaria en aspectos como el mapeo genómico, análisis de datos grandes, y conseguir una mayor personalización en los tratamientos. Y es que se espera que la tecnología pase a ser el gran impulsor del cambio en la asistencia sanitaria en Estados Unidos en este año.

Para corroborar este anuncio del presidente Obama, el afamado Doctor Eric Topol, entre cuyos cargos y reconocimientos destacan entre otros, ser cardiólogo en el Scripps en La Jolla (California), profesor de Genómica del Instituto de Investigación Scripps y Director Académico de Scripps Health, haber sido acreditado con la dirección del programa cardiovascular de la Clínica Cleveland, ser elegido para el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, ser nombrado Doctor de la Década por el Instituto de Información Científica de Estados Unidos, o ser votado como el Ejecutivo médico más influyente en los Estados Unidos en 2012 en una encuesta nacional realizada por Modern Healthcare; en un reciente artículo publicado en el Wall Street Journal, detalla y espolea las virtudes de la tecnología sanitaria emergente pero al mismo tiempo del impacto que a efectos de infraestructura tendrá implantarlo.

El Dr. Topol, a lo largo del artículo, pone un ejemplo muy sencillo para explicar que, a día de hoy es complicado implantar esta tecnología sanitaria, ya que hay un problema de raíz, un problema de infraestructura básica, y que “le preocupa que a la mayoría de nuestra industria no haya descubierto todavía”, y es es que al “igual que usted (dirigiéndose al periodista) no puede construir un edificio de apartamentos de cinco plantas en un edificio diseñado originalmente para una casa de un piso, no podemos construir fácilmente aplicaciones tecnológicas sanitarias para funcionar en sistemas operativos obsoletos”. El problema más grande es la brecha de la tecnología cuántica que existe entre lo que los tecnólogos de la salud están construyendo y lo que el establecimiento médico tradicional puede usar.

Entonces, la pregunta del millón, ¿qué tiene esto que ver con el año 2015 y que sea declarado año de la tecnología de la salud? Para Topol la respuesta es sencilla, y es que para que esto suceda, es necesario que haya un despertar de la tecnología en todos esos sistemas, y eso, por “por desgracia, hace que sea un proceso lento y costoso”.
..Emilio Ramirez