Inicio ASP Las mujeres sufren niveles de estrés más altos que los hombres después...

Las mujeres sufren niveles de estrés más altos que los hombres después de un infarto

Compartir

Investigadores de la Universidad de Yale, en New Haven (EEUU) han descubierto que las mujeres jóvenes y de mediana edad, en recuperación de un infarto de miocardio, sufren niveles más altos de estrés que los niveles que perciben los hombres; estos niveles más altos se asocian con una peor recuperación tras un evento cardiovascular, según los resultados del estudio.

Los autores del estudio afirman que estos niveles más altos de estrés psicológico, que pueden ser causados por conflictos familiares o la enfermedad de algún familiar cercano, podrían explicar por qué las mujeres se recuperan peor tras un infarto de miocardio agudo.

Cuando empezamos el estudio, planteamos la hipótesis de que las mujeres tendrían niveles más altos de estrés que los hombres” dijo el Dr. Xiao Xu, profesor asistente de Ginecología y Obstetricia en Yale y líder del estudio.

Estudios previos han revelado que la tasa de mortalidad tras un infarto en personas jóvenes es mayor en las mujeres, pero hasta el momento no se habían analizado diferencias de género en otros parámetros asociados. “Incluso en la población adulta en general, en América, las mujeres tienden a estar más estresadas que los hombres, desafortunadamente. Hemos podido demostrar que hay una fuerte asociación entre los niveles de estrés de referencia y la recuperación a un mes tanto en hombres como en mujeres

Los investigadores compararon datos de 2.397 mujeres y 1.175 hombres menores de 55 años que fueron hospitalizados en Estados Unidos, España o Australia como consecuencia de un infarto de gravedad similar en todos los casos. Durante la hospitalización, los participantes respondieron a un cuestionario con 14 preguntas sobre sus niveles de estrés que repitieron un mes más tarde, para evaluar su recuperación.

En las respuestas a los primeros test, tanto mujeres como los más jóvenes, solían presentar niveles de estrés más elevados que quienes eran hombres o mayores. En una escala de tensión de 0 a 56 puntos, los hombres promediaron 23,4 puntos y las mujeres, 27. Además, un tercio de las mujeres había sufrido más conflictos familiares en el último año, en comparación con el 20% de los hombres.

Según Xu, al ajustar los niveles de estrés de referencia, la diferencia entre géneros observada a un mes de la recuperación se atenuaba. “Esto significa que las diferencias en el nivel de referencia de estrés psicológico puede, por lo menos en parte, contribuir a la diferencia en el proceso de recuperación entre hombre y mujeres”. “Ante el cuidado de pacientes más jóvenes con infarto de miocardio, especialmente las mujeres más jóvenes, debemos mirar más allá de su salud física y prestar atención a su estado psicosocial”, afirma Xu.
..Amaya Lujambio