Inicio ASP Condena de un año de prisión por amenazas a un médico en...

Condena de un año de prisión por amenazas a un médico en Orense, y quinta agresión en 3 meses en un centro de salud de Granada

Compartir

El Juzgado de lo Penal número 2 de Orense ha dictado sentencia en cuyo fallo se condena a dos acusadas a la pena de un año de prisión para cada una de ellas así como a la prohibición de acercarse a los dos médicos denunciantes durante un período de tres años.

La sentencia, que ha sido dictada de conformidad, condena a las acusadas por unos hechos que se remontan al 13 de julio de 2013, y que ocurrieron en el Centro de Salud Novoa Santos de Orense, cuando al ser atendidas por la médico, amenazaron a esta con agredirla, motivo por el que acudieron otros facultativos a fin de ayudarla, resultando también amenazados por las acusadas.

Tanto la acusación particular, representada por el asesor jurídico del Colegio Oficial de Médicos de Orense, como la fiscalía, calificaron los hechos como constitutivos de un delito de atentado, aunque físicamente no hubiese agresión, acogiéndose al amparo del artículo 550 y 551 del Código Penal, si que considera autores de tal delito a “los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas”.

El Colegio Médico de Orense muestra su satisfacción ante esta sentencia, ya que los términos en los que se pronuncia suponen un cambio positivo en lo que se refiere a la protección jurídica del médico como funcionario público en el ejercicio de sus funciones al no requerir necesariamente que se produzca agresión física para la calificación de atentado, bastando para ello la amenaza o intimidación.

Quinta agresión en 3 meses en un centro de salud de Granada
El Sindicato Andaluz de Celadores Conductores (Saceco) ha denunciado una nueva agresión sufrida este pasado miércoles por una auxiliar administrativa del centro de salud de Atarfe (Granada), siendo ya la quinta que tiene lugar en tres meses.

Según informa en un comunicado, sobre las 12:30 del miércoles 11 de febrero, una mujer de 38 años acudía al centro de salud para pedir asistencia médica a su hija. A pesar de que no había esperado turno ni aportado documento alguno, la auxiliar administrativa la derivó a la consulta de la médico correspondiente.

Saceco ha explicado que a los pocos minutos, la mujer se dirigió y amenazó de muerte a la auxiliar administrativa e intentó entrar dentro del mostrador para agredirla físicamente, momento en que otra auxiliar tuvo que empujar la puerta para impedirlo.

Al ver la amenazante que no podía acceder hasta donde estaba la auxiliar administrativa, comenzó a golpear la puerta, insultar y amenazar a las cuatro administrativas que estaban dentro, a las que les dijo que “las esperaba en el descampado a que salieran”.

La profesional inicialmente agredida ha iniciado los trámites necesarios por agresión, y se encuentra de baja laboral y bajo tratamiento médico. Mientras que la compañera que salió en su defensa para impedir que la mujer entrase al mostrador también ha recibido asistencia médica por la tensión sufrida, que le ha ocasionado un episodio grave de hipertensión.

Saceco recuerda que en menos de un mes, en este mismo centro de salud ya se produjo una agresión física a un celador conductor, y que en esta semana, la agresión a esta auxiliar administrativa no fue la única, y es que el día antes, el martes 10 de febrero una médico era amenazada en su consulta y recibía golpes en su mesa por parte de otra persona.

Los Celadores Conductores de Atarfe se entrevistaron el martes con el delegado de la Consejería de Salud de Granada, Higinio Almagro, e hicieron entrega de casi 700 firmas para advertirle de la necesidad de instaurar un servicio de 24 horas de vigilancia privada, y es que solicitan la colocación de un vigilante de seguridad en este centro de salud.
..Emilio Ramirez