Inicio ASP El Sergas debe indemnizar a la familia de una mujer embarazada fallecida...

El Sergas debe indemnizar a la familia de una mujer embarazada fallecida en Ferrol poco después de salir del hospital

Compartir

El servicio público gallego de salud (Sergas) ha sido condenado a indemnizar a la familia de una mujer embarazada que falleció en julio de 2007, poco después de salir del Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol, informó la semana pasada la asociación Defensor del Paciente.

En un comunicado, la asociación indica que la mujer, de 33 años, identificada con las iniciales G.M.P., salió con “alta involuntaria” del mencionado centro hospitalario, y poco después fallecía “al poco del alta por encontrarse en un estado de salud muy grave” debido a una coagulación intravascular diseminada, según la nota.

Precisa el comunicado que el Juzgado de lo contencioso de Santiago de Compostela, tras una denuncia tramitada por la asociación, condena al Sergas porque el alta hospitalaria “no fue firmada por la paciente a pesar de ser una exigencia legal”.

Sin embargo, un informe del 12 de julio de 2007 indica que la paciente pidió el alta voluntaria, a pesar del riesgo del que se le había informado. “El banco de sangre anula la reserva una vez pedida el alta voluntaria. Informamos de todos los riesgos y a pesar de ello insiste en que tiene 33 años y que puede hacer lo que quiere. No hay ningún familiar en ese momento y se le pide que antes de marchar hable con los médicos de guardia”, señala el informe.

Además, el informe añade que la paciente argumentó que “a los 33 años (edad que tenía) puede hacer lo que quiera”, pero el abogado de la familia, Cipriano Castreje, puso en duda que eso fuese dicho por la fallecida.

En la instrucción del caso figura que el día que abandonó el hospital, la mujer pidió el alta voluntaria, y a pesar de ser informada de que su situación era muy grave, y de que debía especificarlo por escrito, “la paciente no firmó el alta voluntaria”, un imperativo legal.

Desde la Asociación Defensor del Paciente, se subraya que es un derecho de todo ciudadano “responsabilizarse de la propia salud de una forma activa y consciente, dejando constancia por escrito, en su caso, de la negativa a recibir el tratamiento prescrito, dar el consentimiento informado o firmar el documento de alta voluntaria”.
..Emilio Ramirez