Inicio ASP La terapia de reemplazo hormonal puede aumentar el riesgo de cáncer de...

La terapia de reemplazo hormonal puede aumentar el riesgo de cáncer de ovarios

Compartir

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) se ha asociado significativamente con un mayor riesgo de cáncer de ovarios en mujeres postmenopáusicas, según un extenso análisis del Grupo de Colaboración en Estudios Epidemiológicos de Cáncer de Ovario.

Los hallazgos sobre que el riesgo de cáncer de ovario es mayor en pacientes con terapia de reemplazo hormonal, que el riesgo disminuye cuando el tratamiento cesa, y que varía según el tipo de tumor; sugieren fuertemente una relación causal“, escriben los investigadores. Indican que si la asociación es causal, por cada 1000 mujeres de edad cercana a los 50 años que siguen ese tratamiento durante 5 años, una padecerá un cáncer de ovario relacionado con la terapia, y por cada 1700 pacientes con TRH, una muerte estará también relacionada con el tratamiento.

Tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, 6 millones de mujeres utilizan la TRH, y en otros países las cifras son similares. Sin embargo, ni las directrices de la TRH de la Organización Mundial de la Salud, ni la Unión Europea ni Estados Unidos citan un enlace al elevado riesgo de cáncer de ovario. En Reino Unido la directrices señalan que el riesgo de cáncer de ovario puede aumentar con el uso de la terapia a largo plazo.

La mayoría de los estudios en los que se ha examinado la posible relación entre la TRH y el riesgo de cáncer de ovario han sido pequeños o restrospectivos, y muchos permanecen inéditos. Por lo tanto, para tener acceso a un número suficiente para probar una asociación, los autores del estudio analizaron datos publicados e inéditos de los participantes individuales recogidos desde 1998. Los investigadores publicaron los resultados de su análisis en un artículo publicado el 13 de febrero en la revista The Lancet, en formato digital.

Para realizar el estudio, los expertos analizaron 52 de los 58 estudios epidemiológicos identificados, que profundizan en la relación entre la terapia y el cáncer de ovarios, de los cuales extrajeron 21.500 casos de mujeres postmenopáusicas con y sin cáncer de ovario para su análisis. El coordinador de la investigación, Richard Peto, afirmó a la BBC que el estudio apunta hacia “un riesgo, ya que un millón de mujeres toman esas hormonas en el Reino Unido, por lo que mil padecerán cáncer de ovarios relacionado con esta terapia”.

Se observó un riesgo más elevado de cánceres ováricos serosos y endometrioides en comparación con los cánceres más raros de ovario, mucinosos y de células claras. Esta especificidad de subtipo de cáncer apoya la causalidad, según los investigadores.

El aumento del riesgo de cáncer de ovario correspondió a tanto a la TRH que contiene solo estrógenos como a la que combina estrógeno y progestágeno.

Según los resultados de la investigación, factores como el consumo de alcohol, el tabaquismo, el físico de la paciente, el uso de anticonceptivos orales, la edad al inicio de la TRH, histerectomía, o antecedentes familiares de cáncer de mama o de ovario no influyen en el aumento del riesgo.
..Amaya Lujambio