Inicio ASP No todas las mujeres con cáncer de mama, tratadas con quimioterapia, necesitan...

No todas las mujeres con cáncer de mama, tratadas con quimioterapia, necesitan la extracción de todos los ganglios linfáticos de la axila

Compartir

Un estudio realizado en Minnesota, Estados Unidos, revela que no todas las mujeres con cáncer de mama con ganglios linfáticos positivos tratados con quimioterapia antes de la cirugía, necesitan la extirpación de todos los ganglios linfáticos de la axila. Aunque parece que depende de a qué médico se le pregunte si es necesario o no, la Dra. Judy C. Boughey, cirujana de la Clínica Mayor, principal autora de la investigación, afirma que la ecografía es una herramienta útil para juzgar, antes de la cirugía de cáncer de mama, si la quimioterapia ha eliminado el cáncer de los ganglios linfáticos de la axila.

En el pasado, una vez que se descubría que el cáncer de mama se había extendido a los ganglios linfáticos de la axila, se procedía a retirarlos todos de forma rutinaria. Sin embargo, eliminar todos los ganglios linfáticos puede causar linfedema, un tipo de edema que limita el alcance de movimiento del brazo.

Ahora, muchos pacientes de cáncer de mama reciben quimioterapia antes de la cirugía y, gracias a las mejoras en los medicamentos de quimioterapia y el uso de la terapia dirigida, los cirujanos están viendo más mujeres cuyo cáncer de ganglios linfáticos está erradicado en el momento en que llegan a la sala de operaciones, señala la cirujana de la Clínica Mayor.

Según la Dra. Boughey es tiempo de empezar a personalizar la gestión de las cirugías de ganglios linfáticos de la axila en pacientes con cáncer de mama, y señala los resultados del ensayo del grupo Z1071 del Colegio Estadounidense de Cirugías Oncológicas como prueba de ello.
Los investigadores del ensayo Z1071, liderados por Boughey, informaron que la ecografía axilar podría ser una herramienta útil para juzgar, con una tasa de “aceptable” de evaluaciones incorrectas, si la quimioterapia neoadyuvante ha eliminado o no el cáncer de los ganglios linfáticos y, por tanto, puede ayudar a decidir si es posible el uso de cirugía de nodo linfático centinela.

La conclusión del estudio es que la repetición de la ecografía axilar después de la quimioterapia es una forma de ayudar a determinar si se debe remover únicamente algunos ganglios linfáticos y analizarlos para comprobar si se ha eliminado por completo el cáncer, ahorrando así la eliminación de todos los nódulos de la axila a los pacientes cuyos ganglios estén libres de cáncer o, por el contrario, si es necesario extraerlos todos, explica Boughey.

Nuestro objetivo realmente es tratar de alejarnos de la creencia de que todos los pacientes con cáncer de mama necesitan los mismos medicamentos y la misma cantidad de quimioterapia y cirugía y, en lugar de ello, personalizar el tratamiento quirúrgico con base en la respuesta del paciente a la quimioterapia“, apunta la Dra. Judy Boughey.

Sin embargo, aún hay médicos que no están de acuerdo con Boughey, ya que han expresado que es necesario extraer todos los ganglios con el objetivo de no correr riesgos. “La cirugía axilar de nódulos linfáticos sigue siendo un procedimiento estándar de atención”, afirma Dalliah Black, médico del Centro de Cáncer en Houston, Texas.

La cirugía axilar se debe seguir ofreciendo a aquellos pacientes con nódulos linfáticos afectados, sin importar su respuesta a la quimioterapia, hasta que tengamos más estudios que demuestren lo contrario”, afirma el Dr. Quyen Chu, del Feist-Weiller Cancer Center del Estado de Louisiana.

Ambos doctores, tanto Black como Chu, afirman poder implementar el tratamiento personalizado, sin embargo creen que para ello es necesario la existencia de más pruebas y estudios que lo confirmen.

La Dra. Boughey reconoció que la implementación de la cirugía axilar después de la quimioterapia neoadyuvante no es la solución clínica “fin de todo, ser-todo” en este contexto. “Pero creo que es una herramienta adicional para ayudar a los médicos a incorporar la biopsia del ganglio centinela a sus prácticas“.
..Amaya Lujambio