Inicio ASP Odontólogos y periodoncistas apuestan por mantener el diente, siempre que sea posible,...

Odontólogos y periodoncistas apuestan por mantener el diente, siempre que sea posible, antes que optar por los implantes

Compartir

Extraer o no extraer, ahí está la cuestión, y es que aunque la extracción dental, ha sido por antonomasia, en muchos casos, la opción más fácil y escogida por los odontólogos para hacer frente ante un problema en el que la deficiente salud de la pieza, o bien la falta de soporte óseo, abogaba por esa opción, ahora esa alternativa puede pasar a convertirse en el último recurso.

En el transcurso de la 49ª Reunión Anual SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) y la 5ª Reunión de Higiene Bucodental, que se ha celebrado recientemente de forma conjunta en Barcelona, se abordaron los temas más controvertidos que atañen a la periodoncia y la salud bucodental; entre ellos, se debatió sobre el manido y clásico dilema de si se debe extraer o mantener el diente.

En este sentido, para el Profesor Mariano Sanz, Catedrático de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid y Patrono de la Fundación SEPA, y ex presidente de SEPA, la elección es clara, y es que para él, “siempre debemos intentar mantener las piezas dentales naturales”.

Como argumenta el ex presidente de SEPA, “es indudable que hemos avanzado mucho en el campo de la terapéutica de implantes y en las restauraciones protésicas”, pero al mismo tiempo también añade que “hemos progresado mucho en alcanzar resultados predecibles con nuestros tratamientos periodontales, en conseguir mejorar el pronóstico de dientes comprometidos con nuestras técnicas de regeneración periodontal”.

La extracción en casos en los que no es posible mantener el diente
En los últimos años, la excelencia que se ha logrado en la cirugía de implantes no deja lugar a dudas, sin embargo, los expertos consideran que no siempre es la mejor alternativa para hacer frente a la enfermedad periodontal. La terapéutica de implantes es una opción eficaz, pero se debe ceñir a aquellos casos en los que no sea posible mantener el diente natural.

Por ello, cada vez, la tendencia es que se mantenga más y mejor el diente natural, y que los implantes se dejen para la restauración de zonas más desdentadas, con el objetivo así de mejorar la función masticatoria y mejorar el pronóstico de los dientes remanentes. Al respecto, el Profesor Sanz, considerado también como uno de los odontólogos españoles más prestigiosos a nivel mundial, “cada vez rehuimos más de quitar dientes para reemplazarlos por implantes cuando podemos mejorar el pronóstico de esos dientes con tratamientos periodontales”.

La pregunta del millón: ¿dientes o implantes?
Para este experto, ante el difícil dilema que a los dentistas se les plantea entre mantener los dientes propios, o bien optar por un implante dental, “siempre trataremos de escoger lo natural”. Como argumentos que avalan esta decisión, el Profesor Sanz indica que  “a pesar de que tenemos una gran evidencia científica que nos demuestra que el resultado de las rehabilitaciones sobre implantes es bueno a corto plazo, la incidencia de complicaciones es importante y en ningún caso los resultados son mejores que el mantenimiento de los dientes, aunque estos estén afectos por destrucción periodontal”.

Incluso en los casos más controvertidos y difíciles, la primera opción a valorar, según recomienda, debe ser el mantenimiento del diente natural. Por ejemplo, en el caso de  “un diente con un 50% de pérdida de soporte periodontal la primera opción debe ser el tratamiento periodontal, evitando su extracción y su reemplazo con un implante”.

Otro aspecto a destacar y que hace que el implante empiece a ser una alternativa no tan elegida, es que a pesar de su carácter artificial (actualmente el material preferentemente usado es el titanio), a diferencia de lo que se suele creer, los implantes requieren una atención y un cuidado adecuado y exhaustivo por parte del paciente, y es que como destaca Mariano Sanz, “las personas con implantes dentales requieren una atención y mantenimiento óptimos y regulares para prevenir la periimplantitis, afección similar a la periodontitis que puede ocasionar la pérdida del implante por causas infeccioso-inflamatorias”.
..Emilio Ramirez