Inicio ASP Alfonso Alonso explica que la calidad del Sistema Nacional de Salud es...

Alfonso Alonso explica que la calidad del Sistema Nacional de Salud es una de las prioridades del Ministerio

Compartir

El Ministro Alfonso Alonso ha asegurado en su comparecencia, a petición propia, en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado que las líneas de trabajo para los próximos meses se articulan en tres líneas básicas: equidad y cohesión, prevención y promoción de la salud y calidad e innovación. Ha asegurado que el Ministerio aboga por un verdadero sistema de compensación sanitaria entre CC AA que garantice igualdad de acceso.

En cuanto a la equidad, el ministro ha subrayado algunos de los avances logrados en lo que va de Legislatura. Hoy hay cerca de 700.000 españoles más titulares de una tarjeta sanitaria que en 2012. Además, se ha fijado una misma cartera de servicios y el mismo calendario de vacunación en todas las Comunidades, y se han introducido nuevas prestaciones en la cartera de servicios, por primera vez desde 2006, como el cribado del cáncer de colon.

En este año, ha indicado el ministro, se va a culminar la regulación de las principales herramientas de cohesión: el Fondo de Garantía Asistencial y el Fondo de Cohesión Sanitaria. Tras conseguir que se compense la farmacia y la atención primaria, se va a avanzar en la inclusión de la atención especializada. Algo fundamental, ha dicho, para configurar un verdadero sistema de compensación entre Comunidades Autónomas, que garantice la igualdad en el acceso y permita que los pacientes sean tratados donde se encuentre el progreso técnico y científico que requieren algunas patologías.

En materia de prevención y promoción de la salud, el ministro ha recordado que en España, más del 45% de la población mayor de 16 años padece, al menos, un proceso crónico. Por ello, el reto es conseguir ganar años de vida en buena salud y libres de discapacidad, para lo que el Ministerio ha puesto en marcha la Estrategia de Prevención y Promoción de la Salud, priorizando a la infancia y a los mayores de 50 años.

En cuanto a la calidad y la innovación, Alonso ha ensalzado la “excelencia de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud” y se ha comprometido a desarrollar los acuerdos firmados en 2013 con médicos, enfermeros y farmacéuticos. Para ello, se terminará de implantar medias como la regulación de la gestión clínica y el nuevo modelo de formación sanitaria especializada.

También ha anunciado la regulación de la indicación, el uso y la autorización de dispensación de medicamentos por parte de los enfermeros.

Para ambas profesiones, la creación del Foro Profesional, como órgano colegiado de participación de las profesiones “contribuirá, sin duda a la mejora de la calidad asistencial y de las condiciones del ejercicio·

En cuanto a los farmacéuticos, Alonso ha destacado la función que cumple el modelo español de farmacia comunitaria, y se ha comprometido a avanzar en su desarrollo profesional y la cooperación interprofesional.

En materia profesional el ministro también ha aprovechado su intervención para felicitar a los senadores por la inclusión en el proyecto de Ley del Código Penal de considerar como atentado las agresiones contra profesionales sanitarios en el ejercicio de sus funciones.

El ministro se ha referido en su intervención sobre sanidad a dos asuntos en concreto: la crisis del ébola y la hepatitis C. Sobre el primer asunto ha recordado la designación de siete hospitales encargados del tratamiento de casos confirmados, además de la compra de equipos por valor de 3,5 millones de euros.

Sobre el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C ha reiterado su agradecimiento al doctor Joan Rodés y al comité científico que lo ha elaborado, ha anunciado que será aprobado antes de fin de mes en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y que permitirá tratar a alrededor de 52.000 pacientes. A su juicio, la elaboración de este plan ha sido “un test de estrés de lo que significa el Sistema Nacional de Salud” y ha afirmado que nos sitúa a la vanguardia de Europa y del mundo.

El ministro también ha abordado en su comparecencia la protección de los consumidores, competencia del Ministerio. En este sentido, ha valorado que, por primera vez, las familias vayan a poder acogerse a medidas de reestructuración de deuda, hasta ahora limitadas a empresas. En concreto, las familias podrán liberarse de las deudas contraídas con sus bienes (dación) y los plazos de prescripción de las deudas personales se reducen de 15 a 5 años, algo que ocurre por primera vez en 150 años.