Inicio ASP La combinación del estrés y la depresión profunda puede aumentar el riesgo...

La combinación del estrés y la depresión profunda puede aumentar el riesgo de muerte o infarto en pacientes cardiacos

Compartir

Si se combina el estrés con una fuerte depresión, el riesgo de sufrir un ataque al corazón o morir, se eleva sobremanera en los pacientes cardiacos. Y es que esta es la conclusión que se desprende de un nuevo estudio, cuyos resultados han sido publicados en una revista de la Asociación Americana del Corazón, Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

Los investigadores que, examinaron el efecto que los altos niveles de estrés y manifestar síntomas de depresión profunda, tenía entre casi 4.500 pacientes cardiacos, llegaron a la a la conclusión de que el riesgo aumenta cuando ambas condiciones están presentes, validando así el concepto de una “tormenta perfecta psicosocial”.

El aumento del riesgo que acompaña al estrés elevado y los síntomas de depresión profunda era robusto y consistente a través de datos demográficos, el historial médico, el uso de medicamentos y los comportamientos de riesgo para salud”, explica la autora principal del estudio, Carmela Alcántara, investigadora asociada en el Centro Médico sobre el Comportamiento para la Salud Cardiovascular de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

4.487, y es que ese fue el número exacto de los participantes en la investigación, todos pacientes con enfermedad coronaria de 45 años, inscritos en el estudio ‘Reasons for Geographic and Racial Differences in Stroke’ (REGARDS). Durante los exámenes a los que se les sometió en sus casas y cuestionarios en un periodo de cuatro años (2003-2007), se les preguntó a los participantes con qué frecuencia durante la semana sentían que estaban deprimidos, solos o tristes, o habían tenido ataques de llanto.

Para determinar los niveles de estrés, se les preguntó con qué frecuencia durante el mes pasado se habían sentido incapaces de poder controlar las cosas importantes en su vida, se sintieron abrumados, tenían confianza en su capacidad para manejar los problemas personales y tenían la percepción de que las cosas iban a su manera. Alrededor del 6% de los pacientes informaron tanto de estrés alto como de fuerte depresión.

El riesgo a corto plazo de muerte o ataque al corazón se incrementó  hasta un 48% en los pacientes que presentaban grandes síntomas depresivos y alta tensión en comparación con los pacientes con escasos síntomas de depresión y baja tensión.

La relevancia del estudio, según Alcántara, radica en que los resultados obtenidos pueden desafiar, y si cabe hasta poner en entredicho los paradigmas tradicionales de investigación, que solamente se centraron y se centran en la depresión y el impacto de esta en los pacientes con enfermedades cardiacas, obviando las situaciones de estrés elevado que también se pueden manifestar.
..Emilio Ramirez