Inicio ASP La peor epidemia de ébola de la historia en África podría desencadenar...

La peor epidemia de ébola de la historia en África podría desencadenar en otra de sarampión

Compartir

La peor epidemia de ébola la historia en África Occidental, podría desencadenar en otra de sarampión, a menos que se reanuden rápidamente los programas de vacunación infantil que están suspendidos por el brote, tal y como informa un estudio publicado en Science.

El estudio advierte de que el actual brote de ébola en los países más afectados de África Occidental, como son Liberia, Sierra Leona y Guinea, ha causado en el sistema médico alteraciones que han llevado a que se suspendan vacunaciones infantiles contra enfermedades como el sarampión.

Los efectos secundarios del ébola son potencialmente tan devastadores en términos de muertes como la propia enfermedad”, afirma Justin Lessler, profesor asistente en el Departamento de Epidemiología de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health de Baltimore.

Antes del actual brote de ébola, los investigadores estimaban que un brote de sarampión podría afectar a 127.000 personas, sin embargo, esta ya más que considerable cifra,  tras la interrupción de la vacunación creen que en 18 meses podría aumentar a 227.000 afectados.

Como indica Lessler, las epidemias de sarampión hacen acto de presencia a continuación de las crisis humanitarias, sin embargo,  asegura que se puede evitar la pérdida de vidas  haciendo algo “relativamente fácil y barato”, como es reanudando las campañas de vacunación.

Más de un millón de niños sin vacunar
Las cifras que manejan los investigadores sobre la población infantil que se podría quedar sin vacunar son terribles, y es que aunque apunten a que la inmunización del sarampión ha descendido un 75%, calculan que más de un millón de niños de entre nueves meses y cinco años, estarían en situación de vulnerabilidad ante un brote de sarampión dentro de un plazo de 18 meses por las interrupciones en la cartilla de vacunación, frente a los 778.000 antes de la crisis del ébola.

En este sentido, indican que por cada mes que se interrumpe la vacunación, unos 20.000 niños más son susceptibles de poder contraer sarampión, lo que ante un brote incrementaría las posibilidades de una epidemia en los tres países más afectados por el ébola.

Los investigadores señalan que ante este supuesto también se incrementarían el número de muertes, que pasarían de 2.000 a 16.000, por lo que recomiendan la reanudación de la vacunación en cuanto sea seguro hacerlo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que no vacunar a los niños contra el sarampión los pone en riesgo de complicaciones de salud graves, como neumonía, diarrea, encefalitis y ceguera. Esta enfermedad continúa siendo “una causa importante de muerte y discapacidad entre los niños de todo el mundo” por lo que “se necesitan grandes esfuerzos para mantener el actual nivel de control y seguir reduciendo el número de casos y muertes”.

Trasladadas de África a EEUU 10 personas que estuvieron expuestas al ébola
Según informaron este pasado sábado los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), al menos 10 ciudadanos estadounidenses están siendo trasladados de África a Estados Unidos tras haber estado expuestos posiblemente al virus del ébola.

Los CDC informan que se tratan de casos asintomáticos, y que serán transportados en avión no comerciales a unas instalaciones que están situadas cerca del Centro Médico de Nebraska, de los Institutos Nacionales de Sanidad (NIH) y del Hospital Universitario Emory de Atlanta.

De momento, no se ha confirmado que ninguno de ellos tenga ébola. Un trabajador sanitario que dio positivo en el virus del ébola mientras trabajaba en Sierra Leona, fue trasladado a la sede de los Institutos Nacionales de Sanidad y su condición grave. Los diez trasladados habían estado en contacto con él y se podrían haber contagiado.

Thomas Skinner, un portavoz de los CDC, informa que la investigación aún estaba en curso, por lo que podría haber más personas trasladadas por precaución a Estados Unidos. Explica que en todos los casos se aplicarán los protocolos establecidos, y serán sometidos a una cuarentena de 21 días de aislamiento y observación. Si durante ese plazo de tiempo, algunos de los casos presenta síntomas de la enfermedad, será trasladado a un centro especializado.
..Emilio Ramirez