Inicio ASP Los partidos políticos se pelean por ofrecer nuevas ideas en sanidad

Los partidos políticos se pelean por ofrecer nuevas ideas en sanidad

Compartir

La sanidad como punto clave del bienestar general de la sociedad es una cuestión que permanece viva en todos los ambientes, sean sociales o políticos. Así lo reconocen los partidos que, como prueba, le dedican sin excepción un importante espacio en el contenido de sus programas electorales.

Hay un elemento común en las propuestas, y es que la mayoría hablan de la recuperación por parte de los profesionales de la medicina, del estatus general que tenían antes de la llegada general de los recortes y las rebajas de toda índole que este colectivo se ha visto obligado a soportar. “Recuperar la estabilidad laboral perdida” es casi el lema general en el que quieren apoyarse.

Estas son las ideas generales de cada uno de los que acuden a la primera cita electoral del año, la del 22 de marzo que corresponde a Andalucía.

Salvo el Partido Andalucista, ningún otro hace referencia en sus proyectos al tema del “copago”. Está cuestión ya causó en su día auténtico revuelo, levantando verdaderas ampollas en la piel de algunos partidos.

Hay que devolver al médico lo que perdió
Los tres partidos que actualmente se reparten los escaños en el Parlamento andaluz defienden una recuperación de la estabilidad laboral del sanitario, un freno a los recortes de su día a día y un premio a los esfuerzos que ha hecho en los últimos años.

El feudo socialista por antonomasia tiene clara una idea que no es ajena a ninguna autonomía (la crisis no debe tener, en este caso, ningún color político): el médico ha perdido recursos y salario, y debe recuperarlos. Más allá de estas dos promesas, el PSOE defiende la subasta de fármacos que el PP quiere eliminar.

IU huye de la colaboración asidua con el sector privado. Los socialistas guardan un as clínico en la manga: más terapias avanzadas, con las células madre como protagonistas.

PSOE. Recuperar condiciones laborales, infraestructuras y más terapias avanzadas
Los socialistas andaluces prometen “recuperar las condiciones salariales y laborales” de los profesionales de la salud, “impulsando medidas de desarrollo individual y el reconocimiento de la excelencia“.

Con respecto a las infraestructuras, entre sus objetivos a corto plazo están el Hospital del Parque de Ciencias de la Salud de Granada y finalizar obras pendientes en La Línea y Ronda. La atención primaria, foco importante en todos los programas de cada partido en todas las autonomías, “recuperará impulso” en Andalucía, incidiendo en prevención y promoción de la salud, así como la atención especial a la cronicidad y el autocuidado del paciente.

El programa también menciona seguir promoviendo “líneas de vanguardia asistencial”, como la genómica clínica, la radioterapia de última generación y la cirugía mínimamente invasiva, promete una Unidad de Trasplante Intestinal y Multivisceral, e introducir mecanismos para “facilitar la entrada de pacientes en ensayos clínicos con medicamentos de vanguardia“.

La ampliación de las técnicas de diagnóstico genético “preimplantacional” y la incorporación de tratamientos con células madre mediante la Iniciativa Andaluza de Terapias Avanzadas son otras de las prioridades y promesas socialistas. Sobre éste último ámbito, avanzan en su programa electoral, anunciando que “se fabricarán y aplicarán células madre para tratar complicaciones de la diabetes, problemas cardiacos, complicaciones de los trasplantes medulares, problemas graves de las articulaciones e implantes de piel artificial en casos de quemaduras muy graves”.

Finalmente, su programa incluye también una propuesta para impulsar la ley de atención a la dependencia.

PP. Menos precariedad laboral, otro tipo de gestión, mejorar primaria y frenar la subasta
El PP andaluz parte del reconocimiento previo de que los últimos tres años “han sido muy duros, con recortes brutales que han afectado especialmente al personal”. Ana María Corredera, responsable popular de Sanidad en Andalucía, crítica la “gran precariedad laboral generada, con renovaciones de contratos mes a mes“, y la planificación de infraestructuras, “con parálisis y renuncia a determinados proyectos“.

Se compromete a “no aplicar más recortes en la sanidad andaluza, que ha perdido 3.112 millones de presupuesto en estos tres años”, se busca revertir el hecho de que Andalucía “sea la comunidad que menos ha gastado en 2014 por habitante, sólo 978 euros por ciudadano“.

Corredera promete “un compromiso con los profesionales para su estabilidad laboral, la convocatoria de OPE y la contratación de eventuales al cien por cien de la jornada, así como la recuperación progresiva de los derechos laborales y salariales perdidos“. Añade la generación de “un nuevo modelo de gestión, despolitizado y donde los profesionales sean los protagonistas en el diseño de su sistema sanitario, paralizando el proceso de fusión hospitalaria iniciado en algunas provincias y realizado de espaldas a profesionales y sindicatos, con una atención primaria más resolutiva y un plan de modernización de las Urgencias“.

Otro pilar del programa es “el diseño de un nuevo mapa sanitario de infraestructuras a corto, medio y largo plazo“, borrando “el reguero de hospitales fantasma y obras paralizadas, a medio hacer o ralentizadas”. Entre sus intenciones están, además, realizar una auditoría de las listas de espera con un plan para reducirlas, y “suspender la subasta de fármacos, que menoscaba el acceso de los andaluces a medicamentos a los que sí se accede en otras autonomías y limitar el derecho de prescripción“.

IU-Los Verdes. Paliar el déficit de personal, impulsar la sanidad rural y reducir lazos con la privada
El programa sanitario de Izquierda Unida-Los Verdes Convocatoria por Andalucía, de entrada critica el hecho de , que los recortes en personal “han impactado poderosamente en el nivel de calidad de los servicios“, y cita “plantillas sobrecargadas, desmoralizadas y con sus salarios mermados“, además de “listas de espera para asistencia especializada o intervención quirúrgica que se eternizan“.

También lamenta el creciente uso de “modelos y procedimientos como las externalizaciones y subcontratas a empresas privadas en todos los grandes hospitales de Andalucía, conciertos sanitarios y la puesta en marcha de nuevas formas de gestión mixta público-privada“, iniciativas a las que promete poner coto y revertir.

Para IU Andalucía, “el principal problema es el déficit de personal sanitario, que se agudiza en las Urgencias y en los centros rurales“, lastre que se une a un problema añadido; “las condiciones de precariedad extrema en la política de contratación del SAS”. Según apunta Antonio Roldán, portavoz del partido, la atención primaria “debe tener un papel preponderante“, lo que hay que acompañar de “un mayor compromiso del sistema público con el medio rural“.

Terminar la red de hospitales comarcales y centros hospitalarios de alta resolución “que han quedado en suspenso por los recortes presupuestarios” es una de sus promesas, al igual que “adecuar la atención integral al enfermo mental, necesidad de darle periodicidad a las OPE, fomentar la exclusividad por parte de los profesionales sanitarios con la sanidad pública y oponerse rotundamente a la implantación del copago-repago sanitario“. En su opinión, la investigación y la formación pública de los profesionales serían el eje de creación de empleo.

Ciudadanos. Concentrar servicios, plan de RRHH, gestión directa… para los que no tienen representación parlamentaria

Promete “transparencia y rendición de cuentas, mejoras en la financiación, concentración de servicios y optimización del tamaño de los hospitales, mejor regulación de la demanda, fomento de la primaria, incentivos económicos y gestores en política de personal, además de recuperar la función de autoridad sanitaria (saber quién prescribe qué y a quién)“.

UPyD
Sobre la base de devolver al Gobierno central las competencias “para reinstaurar un sistema sanitario común“, su programa incluye “un plan de refinanciación a largo plazo; otro de reordenación de personal, acabando con la eventualidad y usando incentivos por eficiencia; formación profesional independiente del capital privado, y despenalización del cannabis“.

Podemos
Apuesta por la “gestión pública directa, basada en equidad y eficiencia“, promoviendo “puntualmente” la colaboración privada “para servicios anexos“.

Partido Andalucista
Propone frenar los recortes, reducir burocracia en la carrera investigadora, eliminar copagos y una ley de abordaje de enfermedades raras.
..Lola Granada