Inicio ASP El síndrome metabólico, la resistencia a la insulina y el funcionamiento pulmonar

El síndrome metabólico, la resistencia a la insulina y el funcionamiento pulmonar

Compartir

Parece que el síndrome metabólico y la resistencia a la insulina contribuyen al desarrollo del asma en niños y adolescentes obesos. El Dr. Erick Forno y sus colegas del Hospital de Niños de Pittsburgh, en Pennsylvania, publicaron los resultados de su estudio transversal el pasado 4 de marzo en el Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Que nosotros sepamos, hasta ahora no hay ningún otro estudio sobre la resistencia a la insulina (o síndrome metabólico) y la función pulmonar en una muestra que sea representativa de adolescentes con y sin asma“, afirman los autores. “Entre los adolescentes con y sin asma, encontramos que la resistencia a la insulina se asocia con una relación de FEV1 y FVC disminuida y que el síndrome metabólico se asocia con una relación VEF1 / CVF más baja“.

En el estudio se tomaron datos de muestra representativa de adolescentes de Estados Unidos y fue realizado por personal capacitado e igualmente entrenado, utilizando procedimientos estandarizados. Los investigadores revisaron datos de 1.429 adolescentes de 12 a 17 años insctritos en el programa de National Health and Nutrition Examination Survey entre el 2007 y el 2010, de los cuales sólo 95 tenían asma en ese momento. El estudio no tuvo en cuenta ni la dieta ni antecedentes familiares de diabetes.

Los investigadores encontraron que tanto la resistencia a la insulina como el síndrome metabólico, se asocian con un empeoramiento significativo de la función pulmonar (2% – 10% de disminución de la relación VEF1 / CVF) en los adolescentes que tienen sobrepeso o son obesos. El síndrome metabólico, concretamente, se asoció con una disminución de 2% de la función pulmonar en comparación con los adolescentes saludables. Sólo el asma resultó vinculada a una reducción del 6% en la función pulmonar, y la combinación del síndrome metabólico con el asma se asoció con una disminución del 10%. Los resultados siguieron siendo significativos después de tomar en cuentra otros factores como son el índice de masa corporal o la circunferencia de la cintura.

Sin embargo, el diseño del estudio impidió el establecimiento de una relación temporal entre la resistencia a la insulina, síndrome metabólico, y la función pulmonar. Los investigadores analizaron sólo asma y no identificaron a los adolescentes que tuvieran un riesgo de exacerbación bajo pero con un mayor deterioro antes de que comenzara el estudio.

Los adolescentes fueron clasificados con síndrome metabólico si cumplían tres de cinco criterios: los niveles de glucosa en ayunas de 110 mg/dL o más, circunferencia de la cintura en el percentil 75 o superior, los niveles de triglicéridos en ayunas de 100 mg/dL o más, lipoproteína de alta densidad niveles de 50 mg/dl o inferior, y la presión arterial sistólica en el percentil 90 o superior.

Aunque se han publicado estudios previos sobre el asma y la resistencia a la insulina, este estudio se suma a la discusión mediante la cuantificación de la función pulmonar.

Creo que realmente se refuerza la necesidad de detectar el síndrome metabólico y la resistencia a la insulina“, insistió la Dra. Gracia Kim del Hospital Infantil de Seattle en Washington.

La Dra. Kim señala que “ellos no hacen comentarios sobre el estado de la pubertad de la gente” y agregó que “con la pubertad, los niños están en un estado más resistente a la insulina“. Tampoco el estudio examina la obesidad visceral. También explicó que los endocrinólogos ya saben que los niños y adolescentes que tienen sobrepeso tienden a tener asma. “Están descubierno lo que ya sabemos por anécdotas“, explicó.

La resistencia a la insulina puede afectar a la función pulmonar a través del factor de crecimiento tipo insulina 1, adiponectina o leptina. El síndrome metabólico puede afectar a la función pulmonar a través de una mayor rotación de proteínas y el metabolismo de la arginina alterado consecuente.

Además, la resistencia a la insulina se ha asociado con esteatosis hepática y la enfermedad cardiovascular. El síndrome metabólico se ha asociado con el asma en adultos, y un estudio vinculado a una función pulmonar reducida.
..Amaya Lujambio