Inicio ASP Un análisis de sangre podría sustituir las biopsias en la detección cáncer...

Un análisis de sangre podría sustituir las biopsias en la detección cáncer de pulmón

Compartir

Un simple análisis de sangre podría ser suficiente para identificar la presencia de células cancerígenas en el pulmón, y por ende diagnosticar un cáncer de pulmón que, evitaría o reduciría sobremanera a los pacientes el tener que pasar por pruebas más invasivas como las biopsias, según muestra un estudio que, liderado por el especialista del Institut Català d’Oncologia (ICO) Rafael Rosell, ha sido publicado en la revista JAMA Oncology.

En los últimos años, la comunidad científica en relación al tratamiento personalizado del cáncer ha avanzado mucho, y es que se puede decir que en función de las particularidades del tumor de cada paciente, se puede ofrecer una terapia. En este caso en concreto, el cáncer de pulmón, se sabe que los pacientes con determinadas mutaciones en el gen EFGR responden bien a inhibidores de este gen, como el erlotinib, que se ha convertido en el tratamiento de elección por excelencia en estos casos.

Sin embargo, para poder determinar si el tumor tiene o no el gen mutado hay que hacer una o más biopsias, para extraer una muestra suficiente del tumor para ser analizada genéticamente, según informa fuentes del ICO en un comunicado. Con una simple analítica, se evitaría y reduciría considerablemente el número de biopsias a realizar.

Por ello, en el estudio que recientemente publica JAMA Oncology, el equipo liderado por Rosell, ha analizado la sangre periférica de 97 pacientes con mutaciones del gen EFGR, para ver si a través de un test específico, lo que se denomina biopsia líquida, sería detectable la presencia de estas mutaciones. Los resultados obtenidos muestran que han sido positivos en el 78% de los pacientes, lo que quiere decir que en estos casos no sería suficiente hacer la biopsia convencional, ya que el análisis de sangre sería suficiente.

Del mismo modo, estos análisis de sangre, como aseguran los expertos, no solamente servirían para establecer las mutaciones iniciales que tiene el tumor del paciente, sino que también serviría para ver de qué modo evoluciona a lo largo del tratamiento y si adquiere o no resistencia al medicamento que está recibiendo.

La relevancia del estudio es tal, que también ha servido para confirmar que no todas las mutaciones en el gen EGFR ofrecen el mismo pronóstico, y es que se ha observado que una alteración puntual en una zona del gen (el exón 21) conlleva un pronóstico peor que la detección del exón19, lo que pone de manifiesto la necesidad de mejorar el tratamiento en los portadores de esta mutación.

La investigación ha contado con la participación entre otros de Felipe Cardenal, del ICO Hospitalet; Rut Porta, del ICO Girona; y Enric Carcereny, Teresa Morán, Cristina Queralt, Itziar de Aguirre y José Luis Ramírez, del ICO Badalona. También el apoyo de tres institutos de investigación han hecho posible la elaboración de este trabajo, y es que el Instituto de Investigación de Bellvitge (IDIBELL), el ICO L’Hospitalet, el Instituto Germans Trias (IGTP) en Badalona, y el Instituto de Investigación Biomédica de Girona (IDIBGi) en Girona, han sido partícipes.
..Emilio Ramirez