Inicio ASP El resultado de las elecciones andaluzas acecha a la sanidad privada

El resultado de las elecciones andaluzas acecha a la sanidad privada

Compartir

Los dos partidos de izquierdas que han obtenido mayor representación, como PSOE y Podemos, junto con IU, que se va diluyendo entre los nuevos partidos con representación parlamentaria, se han distinguido muy especialmente por defender la sanidad pública frente a la privada. Entre los tres suman 67 diputados, una mayoría suficiente si se ponen de acuerdo en otros temas no sanitarios.

Susana Díaz, candidata del PSOE, anunciaba al final de la campaña su apuesta completa por la sanidad pública como uno de los pilares principales del estado del bienestar, además ha ido asegurando que “blindaría” la sostenibilidad de la sanidad sacándola del debate político. En su momento ya prometió evitar los copagos legalmente e impedir las privatizaciones. Por otro lado, aunque sin concretarlo, también ha asegurado que daría más medios a la Atención Primaria.

Por su parte Teresa Rodríguez, candidata de Podemos, se ha presentado a estos comicios autonómicos con un discurso muy claro: “Apostar decididamente por la gestión pública directa de unos servicios sanitarios basados en principios de equidad y eficiencia”, reforzando que la Consejería de Sanidad sea el organismo que controle la mayor parte de los hospitales y sus centros de salud.

Izquierda Unida se ha presentado con un programa cargado de intenciones: “La sanidad es un derecho y no un privilegio, únicamente desde la defensa de una sanidad pública de calidad, garante de la equidad, solidaria, democrática y orientada al ciudadano (sin la alineación neoliberal predominante), puede garantizar una sanidad para tod@s sin exclusiones“, es lo que explicaba el líder de IU en Andalucía, Antonio Maíllo.

Por tanto, algunas de estas propuestas, y dado cerca que ha quedado el PSOE de la mayoría absoluta (solo a 7 escaños), serán efectivas en un periodo de tiempo relativamente corto.
..Alfonso González