Inicio ASP La distracción, máximo factor desencadenante de dolor lumbar agudo

La distracción, máximo factor desencadenante de dolor lumbar agudo

Compartir

Según un nuevo estudio, el principal motivo de riesgo de padecer dolores lumbares agudos es, por mucho, la distracción. En el estudio, publicado en la revista Arthritis Care & Research, también se descubrió que las horas más comunes entre las cuales suele iniciar el dolor lumbar es entre las 7:00 hrs y el mediodía, que el riesgo se incrementa sustancialmente por una serie de factores físicos y psicosociales modificables que desencadenan el dolor y, sorprendentemente, que las personas mayores de 60 años tienen menos riesgo que los jóvenes al momento de cargar objetos pesados, quizás porque hayan aprendido a levantarlos de forma más segura.

Según la Dra. Manuela L. Ferreira, profesora de la Universidad de Sydney, el mensaje clave para los médicos es que “incluso aunque el tiempo de una carga pesada o de una mala postura sea breve, esto puede aumentar drásticamente la posibilidad de desarrollar dolores lumbares agudos“.

Los posibles factores desencadenantes o activadores del dolor lumbar analizados en el estudio fueron: “la carga de un objeto pesado, malas posturas, el transporte de objetos pesados alejados del cuerpo, el manejo de personas, animales o cargas inestables, un resbalón, un tropezón o una caída, la participación en actividades físicas, ya sean moderadas o vigorosas, y la actividad sexual“.

Los posibles activadores psicosociales son el consumo de alcohol, la fatiga y el estar distraído mientras se realiza alguna actividad o tarea. El mayor de los riesgos psicosociales corresponde a las distracciones; mientras que el activador físico más peligroso corresponde a las malas posturas durante el desempeño de una tarea manual.

Mientras que muchos de los activadores que estudiamos han sido previamente catalogados como actividades peligrosas, especialmente en el lugar de trabajo, nos sorprendió mucho ver que el estar distraído o fatigado durante la ejecución de tareas manuales aumenta dramáticamente nuestras posibilidades de desarrollar dolor lumbar agudo“, afirmó la Dra. Ferreira.

Otro de los hallazgos sorprendentes fue el hecho de que la mayoría de dolores lumbares se inician entre las 7 de la mañana y el mediodía. Según los investigadores, aunque no han podido resolverlo del todo, esto puede deberse a malas posturas y a la carga de objetos inestables durante la mañana. La Dra. Ferreira afirmó que “si bien, no estamos seguros de por qué el riesgo de dolor de espalda es más alto durante la mañana, una posible explicación es que los discos de la columna se hinchan con el fluido durante la noche, y por lo tanto la espalda baja está más susceptible al estrés y las tensiones de la mañana“.

Según Ferreira lo más importante es que “por primera vez, hemos sido capaces de identificar que aunque sea breve la exposición a actividades peligrosas, aumenta el riesgo de desarrollar un episodio repentino de dolor de moderado a severo en la espalda, lo suficientemente fuerte como para llevarle a buscar atención por ello. Hasta ahora se creía que el dolor de espalda que se asociaba sólo con la exposición repetitiva y continua de estas actividades, por lo que creemos que nuestros resultados añaden información importante sobre la duración de las exposiciones. También hemos tenido hallazgos importantes sobre el papel de la fatiga y la distracción en el ejercicio de las tareas físicas, factores que aumentan drásticamente nuestro riesgo de padecer dolores de espalda“.
..Amaya Lujambio