Inicio ASP Agredir a médicos será penado hasta con cuatro años de cárcel

Agredir a médicos será penado hasta con cuatro años de cárcel

Compartir

Desde lesiones, amenazas, coacciones, hasta maltrato, hurto, injurias y vejaciones centran la mayor parte de las 2.058 agresiones que han sufrido los médicos en el ejercicio de su profesión en toda España en los cinco últimos años (2010-2014) de actividad del Observatorio Nacional de Agresiones que, la Organización Médica Colegial (OMC) y los 52 colegios de médicos de toda España pusieron en marcha a raíz de la muerte en 2009 de la Dra. María Eugenia Moreno, una residente de 34 años que fue asesinada por un paciente cuando se encontraba trabajando en el centro de salud de Moratalla (Murcia).

Una vez en el juzgado, esos ataques pueden tener una “naturaleza” tanto de faltas como delitos, una dicotomía que la OMC llevaba años luchando por cambiar, y es que está bien empleado el tiempo verbal, llevaba. Con la aprobación el pasado jueves 26 de marzo en el Congreso de los Diputados de la reforma del Código Penal, se pone fin a esa doble “naturaleza”, y es que a partir de ahora, agredir a médico cuando ejercen su trabajo es un atentado contra la autoridad y conlleva hasta cuatro años de cárcel. Reforma, también aplicable a los profesores.

Una enmienda al artículo 550 del Código Penal matiza cuándo se produce un atentado contra funcionarios sanitarios y educativos. La consideración, como informa el diario El País, abarca a 570.000 funcionarios docentes, según datos del Ministerio de Educación. También a 115.000 médicos y 165.000 enfermeros contabilizados en el Sistema Nacional de Salud (SNS), además de fisioterapeutas, técnicos y otros profesionales que se suman a otros empleados públicos ya considerados autoridad, como jueces o policías.

En 2014, las agresiones a médicos disminuyeron un 2,8%, con 344 casos
Con motivo del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, celebrado el pasado 18 de marzo, los doctores Juan José Rodríguez Sendín, Serafín Romero y Juan Manuel Garrote, presidente, vicepresidente y secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC), respectivamente, y José Alberto Becerra, coordinador del Observatorio Nacional de Agresiones, presentaban en rueda de prensa en la sede de la OMC, los datos de violencia registrados al personal sanitario.

En 2014, las agresiones a médicos disminuyeron un 2,8%, y es que se registraron 344 casos frente a los 354 de 2013. De este modo, por segundo año consecutivo se registra la tendencia descendente que pone en valor el trabajo de estos cinco años de actividad del Observatorio Nacional de Agresiones.

Desde la OMC, la satisfacción ante la reforma es evidente; para Sendín, este cambio supone “el logro más importante en la lucha contra esta lacra”. Sin embargo, Becerra muestra estar contento pero también disgusto con la reforma. Contento porque a partir de ahora las denuncias ante una agresión a un médico serán tratadas de manera homogénea, considerándolas delito y con pena de cárcel; y disgustado porque considera que “se ha dejado pasar la oportunidad de hacer una ley específica” que abarcara también las amenazas, injurias, vejaciones y coacciones. “No incluirlo de alguna manera supone que se permite la gratuidad del insulto al médico”, concluye.
..Emilio Ramirez