Inicio ASP Muere un trabajador del Comité Internacional de la Cruz Roja por un...

Muere un trabajador del Comité Internacional de la Cruz Roja por un ataque en Mali

Compartir

Un empleado del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha muerto y otro miembro de la organización en Mali ha resultado herido en un ataque a un convoy humanitario este pasado lunes en el norte de Mali, según informa la organización.

Un portavoz del grupo yihadista Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (Mujao) ha reivindicado el atentado en una llamada a la agencia AFP. “Con la ayuda de Alá, matamos cerca de Gao, en tierras musulmanas, a un conductor que trabajaba para el enemigo”, y es que así proclamaba el portavoz del grupo, Abu Walid Sahraoui, la autoría del atentado en una llamada a la sede de la agencia en Bamako.

El CICR ha expresado en un comunicado su profunda conmoción por la muerte de uno de sus empleados, cuyo nombre es Hamadoun en Mali: “Su muerte no es sólo una tragedia para su familia y el CICR, sino que también tendrá un impacto en las vidas y el bienestar de decenas de miles de personas”.

El CICR que, asegura que el camión llevaba visible el logotipo de la Cruz Roja y transportaba material médico para el hospital de Gao, ha condenado “enérgicamente” el ataque y ha hecho un llamamiento a todos los beligerantes a “respetar y proteger a los trabajadores humanitarios”. Por otra parte, el miembro  de la Cruz Roja de Mali herido en el ataque se encuentra en condición estable, según afirma la organización.

Tras el atentado, el CICR se retira del norte de Mali
El CICR ha suspendido temporalmente sus actividades en el norte de Mali tras el atentado del lunes que ha costado la vida a uno de sus empleados y dejado a otro malherido en las cercanías de la ciudad de Gao.

El atentado, atribuido al grupo yihadista Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (Mujao), es la segunda vez que tiene al CICR como víctima directa, y es que en febrero de 2014 el grupo secuestró a cuatro trabajadores de la organización, a los que retuvo hasta mediados de abril, fecha en que fueron liberados por un contingente militar francés.

La jefa de operaciones para el norte de África y el oeste del CICR, Yasmine Praz Dessimoz, explica el momento que vive el norte de Mali, y es que la “la situación humanitaria en la zona es preocupante y nuestros equipos están trabajando duro para ayudar a las comunidades locales”.

El representante especial del secretario general de la ONU para Mali, Mongi Hamdi, condenó ayer el ataque como “un crimen contra la humanidad” e instó al Gobierno a perseguir y encontrar a los culpables.

La embajada de Estados Unidos en Bamako también condenó el ataque en un comunicado en el que aprovechó para insistir en “la necesidad de que todas las partes en Mali acepten el acuerdo de Argel sin más dilación”, en referencia al preacuerdo de paz que, por el momento, está siendo rechazado por los grupos tuaregs independentistas.
..Emilio Ramirez