Inicio ASP La tecnología de las impresoras 3D, cada vez más aplicada a la...

La tecnología de las impresoras 3D, cada vez más aplicada a la medicina y con buenos resultados

Compartir

Impresoras 3D que ya han conseguido hacer reproducciones exactas de órganos, y es que aunque parezca el argumento de una película de ciencia ficción, es tan real como la vida misma.

Hace años, simplemente plantear la posibilidad de que mediante la tecnología de las impresoras 3D, se pudieran obtener beneficios aplicados a la medicina, podía resultar una quimera, sin embargo, los avances dados, hacen pensar que esta tecnología puede llegar a convertirse en una herramienta de gran utilidad para la comunidad médica.

Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), considera que esta tecnología “es extremadamente prometedora”, aunque matiza que en países como en el caso de España, “aún estamos en una fase inicial”.

Ya son varios y relevantes los casos de creación de órganos, tejidos y prótesis con la tecnología de las impresoras 3D. En un hospital de Michigan (Estados Unidos), hace dos años, el diseño por impresión tridimensional permitió crear una tráquea artificial para salvar la vida de un bebé de 20 meses.

En agosto del pasado año, en el Hospital de la Universidad Zhejiang (en Hangzhou, China), a un paciente de 21 años que presentaba un tipo de tumor extremadamente raro en su columna vertebral, afectándole dos de sus vértebras torácicas casi por completo, se le pudo implantar una prótesis a medida que, diseñada en laboratorio, se hizo a partir de una impresora láser de tercera dimensión.

Otro caso, en esta ocasión el de una paciente en el Hospital Universitario de Utrecht (Holanda) que, en marzo del pasado año, se convertía en la primera persona del mundo en recibir una prótesis completa de cráneo elaborada gracias a una impresora en 3D y compatible con su organismo.

En España esta tecnología se ha usado con fines prácticos. La Fundación CIM de la Universidad Politécnica de Cataluña consiguió realizar una copia exacta del tumor de un niño y los órganos de su alrededor, para poder practicar antes de la operación que era de gran riesgo. Gracias a esto se logró salvar la vida del niño.
..Emilio Ramirez