No se pierda

Grupo CTO ha culminado su primer concurso de Resolución de Casos Clínicos MIR

6 de abril, 2015
Grupo CTO Medicina

El Concurso de Resolución de Casos Clínicos MIR realizado por Grupo CTO ha logrado un gran éxito durante su primera edición. El objeto de tal iniciativa es crear entre los participantes, una primera toma de contacto con el formato de preguntas a las que se enfrentarán cuando realicen el examen de acceso a la especialización, así como contribuir a la actualización y formación continuada de los alumnos universitarios en las especialidades médicas. En esta primera edición, los ganadores han sido los estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos que se forman en el Hospital Universitario de Fuenlabrada.

El concurso de Resolución de Casos Clínicos desarrollado por Grupo CTO, ha ido dirigido a alumnos de quinto curso de medicina. En las jornadas se ofrecieron talleres sobre Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y de Evaluación Clínica Objetiva Estructurada (ECOE) que precedieron a la realización del concurso. Los ejercicios que se les planteaban a los alumnos han sido confeccionados por profesionales médicos que con anterioridad se han formado en la resolución de este tipo de preguntas.

Prueba de la buena acogida suscitada, es el elevado número de participación, 2.000 estudiantes pertenecientes a 50 unidades docentes distintas, distribuidas por toda la geografía española.

Dos fases han diferenciado el concurso. La primera, a nivel individual, constaba de dos casos clínicos de siete preguntas cada uno, con cinco opciones de respuesta, optando los participantes a ganar uno de los cincuenta iPad. En la segunda fase, ya a nivel grupal, los aspirantes debían resolver un único caso clínico de mayor dificultad bajo el mismo formato que el anterior. Finalmente, la Unidad Docente ganadora surgiría de la suma de la media aritmética de los resultados obtenidos en ambas pruebas. En este caso los premios a los que optaban eran de 3.000, 1.500 y 500 euros, destinados a organizar su acto de graduación.

Según Laura Montero, de la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada, “el concurso ha resultado un descubrimiento. En un primer momento no vimos el potencial, pero posteriormente, fue el propio grupo el que animó a participar y se esforzó por conseguir tan buenos resultados”.

A su vez, Diego Manzano, de la Universidad de Vitoria, segunda clasificada, ha manifestado que “este tipo de prácticas formativas cambia la dinámica de los alumnos, ya que los casos clínicos suelen estar relacionados con un examen. Sin embargo, en este caso, poder obtener un premio motiva. A fin de cuentas es poner en práctica las habilidades que hemos desarrollado durante la carrera, pero en otro escenario”. Continúa Manzano afirmando que “en un primer momento optamos por presentarnos únicamente de forma individual para intentar ganar el iPad, y tras ver los buenos resultados, decidimos participar en la segunda fase y optar al premio económico, conscientes de que podíamos hacerlo bien”.