Inicio ASP El SERMAS indemniza con 120.000 euros a una mujer por la muerte...

El SERMAS indemniza con 120.000 euros a una mujer por la muerte de su bebé recién nacido

Compartir

El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha indemnizado con 120.391 euros a una mujer por la defectuosa asistencia sanitaria que recibió al infringirse los protocolos establecidos para supuestos de incompatibilidad RH durante su embarazo, lo que causó el fallecimiento del bebé que pocas antes acababa de dar a luz. Y es que así consta en una resolución dictada por este organismo, y al que ha tenido acceso Europa Press.

En la resolución se acuerda estimar parcialmente la reclamación por daños y perjuicios solicitada por la afectada por el fallecimiento de su hijo. La defensa de la paciente ha sido llevada a cabo por la Asociación El Defensor del Paciente.

La embarazada, de 39 años de edad, y con grupo sanguíneo RH negativo, tuvo su primer hijo en mayo de 2010, tras lo cual no se realizó profilaxis con inyección de inmunoglobina anti-D. Sería en 2011, ya embarazada de su segundo hijo, cuando saltaron las alarmas.

El laboratorio que confirmó su segundo embarazo, contactó directamente con ella para avisarle que en los análisis se habían detectado anticuerpos, como consecuencia de la incompatibilidad con su anterior hijo. El caso empezaba a complicarse ya que en la Historia Clínica no constaba que se hubiera realizado profilaxis tras su primer embarazo. A pesar de la gravedad de la situación, el Hospital Universitario Fundación Alcorcón ni realizó un control exhaustivo de la incompatibilidad Rh, ni siguió el tratamiento profiláctico conforme exigen los protocolos.

El nacimiento del niño se produjo el 9 de junio de 2012, y después de 30 minutos de reanimación y sin lograr una cadencia eficaz en el latido, el recién nacido falleció. La autopsia reveló como causa del fallecimiento Hidropesía Fetal, complicación severa derivada de la incompatibilidad Rh.

La Hidropesía Fetal es una complicación de una forma grave de incompatibilidad Rh. Se trata de una afección en la cual la madre que tiene el tipo de sangre Rh negativo produce anticuerpos para las células sanguíneas Rh positivas de su bebé y estos cruzan la placenta. La incompatibilidad Rh causa una gran destrucción de glóbulos rojos en el feto, lo cual lleva a que se presenten problemas como la hinchazón total del cuerpo. La hinchazón grave puede interferir con la forma como funcionan los órganos del cuerpo.

¿Qué es la incompatibilidad Rh?
La mayor parte de la gente (85%) es Rh positivo. Cuando una mujer Rh negativo y un hombre Rh positivo conciben un hijo, existe la posibilidad de que el bebé tenga problemas de salud. Es posible que el bebé que está formándose dentro de la madre que es Rh negativo, tenga sangre Rh positivo que heredó del padre. Aproximadamente la mitad de los niños con una madre Rh negativo y un padre Rh positivo son Rh positivos.

Por lo general, la incompatibilidad Rh no es un problema cuando se trata de un primer embarazo ya que, a menos que haya algún tipo de anormalidad, la sangre del feto no entra en el sistema circulatorio de la madre durante el embarazo.

Con frecuencia, los primeros bebés no se ven afectados, a menos que la madre haya tenido embarazos interrumpidos o abortos espontáneos anteriormente que sensibilizaron su sistema inmunitario. Sin embargo, todos los hijos que ella tenga después de esto que también sean Rh positivos pueden resultar afectados. Y es que durante el embarazo, los glóbulos rojos del feto pueden pasar al torrente sanguíneo de la madre a través de la placenta.

Si la madre es Rh negativo, su sistema inmunitario trata a las células fetales Rh positivas como si fuesen una sustancia extraña y crea anticuerpos contra dichas células sanguíneas fetales. Estos anticuerpos anti-Rh pueden pasar de nuevo a través de la placenta hacia el feto y destruir los glóbulos rojos circulantes de éste.

Cuando los glóbulos rojos se descomponen, producen bilirrubina, la cual hace que el bebé se ponga amarillo (ictericia). El nivel de bilirrubina en el torrente sanguíneo del bebé puede variar desde leve hasta altamente peligroso.

La incompatibilidad Rh puede causar síntomas que van de muy leves a mortales. En su forma más leve, esta incompatibilidad causa destrucción de glóbulos rojos sin otros efectos. Después de nacer, el bebé puede tener color amarillo (ictericia) y presentar un tono muscular bajo (hipotonía) y letargo.

Existen protocolos concretos para prevenir los perjuicios de la incompatibilidad Rh. A las madres Rh negativas se les debe hacer un control estricto durante el embarazo por parte del médico, algo que no sucedió en este caso, además de que se consideró el embarazo como de bajo riesgo, aún sabiendo que la madre no había recibido profilaxis anti-D tras su primer embarazo.

Por toda esta serie de hechos, la resolución concluye que el fallecimiento del bebé pudo haberse evitado con un control y seguimiento de la incompatibilidad Rh acorde a los protocolos. Ahora, el SERMAS acoge en la resolución los argumentos y señala que da por probado que las actuaciones médicas no se adecuaron en todo caso a los protocolos establecidos, que exigían un seguimiento más exhaustivo y especializado de la gestación que el que se realizó a la reclamante.
..Emilio Ramirez