No se pierda

Los CDC de Estados Unidos planean acabar con la resistencia de las superbacterias a los antibióticos

7 de abril, 2015
Superbacterias

Un estudio realizado en cuatro hospitales de Chicago, en el que se ha reducido a la mitad las infecciones que causa una superbacteria mortal, ha sido tomado por las autoridades sanitarias de Estados Unidos con el fin de expandir a la estrategia a nivel nacional, como informa Reuters.

La Casa Blanca ordenó el pasado viernes 3 de abril a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), reducir las tasas de infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos para 2020, en un plan para prevenir las muertes de los pacientes y disminuir la sobreutilización de esos fármacos en seres humanos y animales.

Tomando como referencia el estudio de Chicago, los  CDC apuntan a repetir el éxito del Epicentro de la Prevención de Chicago, uno de los cinco programas en vigor en el país y que coordina la investigación local con el trabajo de las autoridades de salud pública.

En enero, la administración Obama propuso duplicar a 1.200 millones de dólares el gasto oficial destinado a erradicar la resistencia a los antibióticos. El presidente afirmó el viernes que el nuevo plan contra la superbacteria “apunta exactamente hacia dónde hay que invertir el dinero”.

Bacteria pesadilla”
El estudio de Chicago se concentró en cuatro hospitales de agudos, que son los centros del país que poseen niveles elevados de infecciones por la enterobacteria resistente al carbapenem (ERC) o “bacteria pesadilla” porque no la eliminan ni los antibióticos más potentes.

El programa incluyó la realización de las pruebas de las infecciones por ERC al momento del ingreso y a las dos semanas. Aquellos con ERC quedaban aislados en una habitación privada o en una sala con otros pacientes con la misma infección.

Los profesionales de la salud utilizaban trajes de protección cuando los atendían con algunos de los procedimientos que se aplican para el cuidado de los pacientes con ébola. A todos los bañaron con gluconato de clorexidina, de uso común en los hospitales.

A los tres años, la cantidad de infecciones por ERC se redujo a la mitad, según comentó el doctor Michael Lin, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de Rush University, Chicago. Aclaró que el protocolo no se podría aplicar al hospital estadounidense medio, pero demuestra que la estrategia ayudaría a los CDC a alcanzar las metas propuestas.

La OMS declara la resistencia antibiótica una emergencia mundial
La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a la resistencia antibiótica una emergencia mundial. Los CDC estiman que en Estados Unidos causa 2 millones de infecciones graves y 23.000 muertes por año.

Muchas de estas infecciones que, ocurren en los hospitales,  los CDC calculan que uno de cada 20 pacientes internados adquiere una infección derivada del tratamiento médico.

La agencia trabajará con los hospitales y los departamentos de salud del país para diseñar programas de vigilancia orientados a monitorear y reducir las infecciones, y promover estrategias de control del exceso de uso de antibióticos.

El plan presidencial para los CDC promete reducir hasta en un 60% las infecciones por ERC al final de la década y disminuir a la mitad las infecciones por Clostridium difficile, una bacteria letal que causa diarrea, y las infecciones sanguíneas por SARM (MRSA en inglés) son las siglas en español para las infecciones por estafilococo aureus resistente a la meticiclina.