Inicio ASP Solo un factor de riesgo en pacientes con FA aumenta los riesgos...

Solo un factor de riesgo en pacientes con FA aumenta los riesgos de ictus

Compartir

Los pacientes con fibrilación articular (FA) que no tienen otro tipo de factores de riesgo, aparte de su género en el caso de las mujeres, tienen un riesgo muy bajo de accidente cerebrovascular, según datos analizados en Dinamarca. Sin embargo, tan sólo tener un factor de riesgo (adicional a la FA), ya aumenta significativamente el riesgo de sufrir un ictus y la mortalidad si dicho paciente no está recibiendo ningún tratamiento anticoagulante.

Según el líder de la investigación, el Dr. Gregory Lip, de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), lo importante es avanzar hacia el acercamiento estratégico de la identificación temprana de aquellos pacientes que presentan un bajo riesgo en la escala CHA2D2-VASc, ya que son quienes presentan mayor riesgo de mortalidad.

La Sociedad Europea de Cardiología (ESC) recomienda un enfoque en dos pasos para el manejo de pacientes con FA. Al igual que en la recomendación del Dr. Lip, el primer paso consiste en identificar a los pacientes con bajo riesgo de accidente cerebrovascular con base en la puntuación de la escala CHA2DS2-VASc. Para hombres y mujeres con una puntuación CHA2DS2-VASc de 0 y 1, respectivamente, no se recomienda el tratamiento anticoagulante para estos pacientes de bajo riesgo. Para quienes tienen uno o más factores de riesgo de accidente cerebrovascular, los médicos pueden “considerar” el tratamiento anticoagulante para reducir dicho riesgo, mientras que el tratamiento anticoagulante es una recomendación de clase 1 para todos aquellos que tienen dos o más factores de riesgo.

Si tienes un solo factor de riesgo, el riesgo anual de ictus está en el rango de 1% a 2%“, afirmó el Dr. Lip, así como también comentó que “en estos días, esto es un riesgo real, porque ahora administramos el anticoagulante warfarina mucho mejor gracias a la comprensión del rango de tiempo de las terapias. También podemos seleccionar a los pacientes que creemos que les va a funcionar bien la warfarina. Y por supuesto, tenemos nuevos anticoagulantes orales (NOACs). Con los NOACs, si se utilizan adecuadamente, la eficacia es al menos tan buena, o incluso mejor, que la warfarina“.

También hablamos de un riesgo de mortalidad significativo si estos pacientes no reciben tratamiento“, comentó el Dr. Lip. “El riesgo de accidente cerebrovascular y el riesgo de mortalidad se reducen considerablemente si se tratan con anticoagulantes. A grandes rasgos, el beneficio clínico neto en un balance entre el riesgo de accidente cerebrovascular y mortalidad contra el riesgo -mas pequeño- de una hemorragia, incluyendo hemorragia intracraneal, los datos hacen que nos inclinemos claramente por llevar a cabo el tratamiento, incluso aunque solo se tenga un factor de riesgo“.

Por último, añadió que probablemente es “simplista” asumir que cada uno de los factores de riesgo que componen la escala CHA2DS2-VASc tienen el mismo peso. Su análisis demostró que las tasas de ictus a 1 año fueron mayores para aquellos con alguna enfermedad vascular, en comparación con los individuos con hipertensión o insuficiencia cardíaca. Además, mientras que teóricamente la gente entre los 65 a 74 años obtiene 1 punto en la escala CHA2DS2-VASc, sería erróneo suponer que un paciente con FA de 65 años, tiene el mismo riesgo que un paciente de 74 años, dijo Lip.
..Amaya Lujambio