Inicio ASP Investigadores japoneses crean un test para detectar el ébola en menos de...

Investigadores japoneses crean un test para detectar el ébola en menos de 12 minutos

Compartir

La universidad japonesa de Nagasaki informa de que ha desarrollado un método para detectar la presencia del virus del ébola en menos de 12 minutos, un tiempo menor de lo que tardan las pruebas actuales.

Desarrollado por un equipo de investigadores del  Instituto de Medicina Tropical de la universidad nipona junto a la empresa Toshiba, aseguran que a finales de marzo confirmaron en Guinea la fiabilidad de un test de detección del virus del ébola en menos de 12 minutos.

En concreto, en las pruebas que, se realizaron entre el 17 y el 24 de marzo con muestras de 100 pacientes, el método emplea una sustancia que amplifica solo los genes específicos del ébola encontrados en una muestra de sangre u otro fluido corporal.

Si el virus está presente, la sustancia reacciona enturbiando el líquido y ofreciendo una confirmación visual del contagio en algo más de 11 minutos.

Este método sería más rápido que el test que se emplea actualmente para detectar el ébola, con un procedimiento denominado transcripción inversa de reacción en cadena con polimerasa, el RT-PCR, que dura entre dos y seis horas cuando es implementado por una persona con los conocimientos adecuados.

Además de que se emplea menos tiempo, los costes serían más económicos, y es que los investigadores nipones aseguran que el procedimiento además de ser eficaz en plazos muy cortos es más barato que el sistema que se utiliza actualmente.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay contabilizados más de 24.700 casos confirmados, sospechosos y probables de ébola, de los cuales, más de 10.000 han muerto en África Occidental. Como informó la OMS, en la última semana se han registrado 30 casos confirmados de ébola, la cifra más baja desde que el pasado 21 de marzo de 2014 comenzase el considerado oficialmente el peor brote de ébola de la historia que también ha traspasado fronteras con víctimas mortales en España y Estados Unidos.